Sunday, August 12, 2007

El Presente.
Por Spencer Johnson


Esta es la historia de un joven que pasa toda su vida buscando El Presente, considerado el mejor regalo que cualquiera pueda recibir, y que descubre la importancia de vivir el “aquí y ahora”.

El Presente nos puede traer felicidad y éxito tanto en nuestra vida personal como en nuestro desempeño laboral, y nos permitirá concentrarnos más, adaptarnos mejor y, sobre todo, apreciar y disfrutar más de todo lo que nos ofrece la vida.

Descubra usted también cómo El Presente puede cambiar su vida.

El joven supo sobre El Presente (considerado el mejor regalo que alguien pueda recibir) gracias a su amigo: el viejo sabio.
Según este último, El Presente hace que las personas sean más felices y que estén mejor preparadas para hacer lo que tengan que hacer. Maravillado por semejante noticia, el joven se preguntó cuántos cumpleaños y Navidades pasarían antes de recibir El Presente.
Dado que eran amigos desde hacía algún tiempo, el viejo observaba al joven cada vez que tenía la oportunidad. A veces, lo veía columpiarse felizmente de un árbol cercano disfrutando el momento al máximo; y, a veces, los sábados en la mañana, lo veía cómo disfrutaba de cortar el césped.


El joven creció con gran ilusión y emoción sobre El Presente. Ocasionalmente, cuando su juvenil curiosidad despertaba, le hacía preguntas al viejo. Le preguntaba si El Presente era como una varita mágica capaz de hacer todos los deseos realidad, o una máquina del tiempo capaz de transportarlo a cualquier lugar, o algo que lo podía hacer muy rico.

A lo que el viejo contestaba:
1. Cuando recibes El Presente, ya no sueñas con estar en otro lugar.
2. El Presente te puede dar mucha riqueza. Pero su valor no se mide sólo en oro o dinero.

Cuando el joven llegó a la adolescencia, estaba más ansioso por El Presente, y más confundido. Frustrado por no haberlo recibido aún, renunció a buscarlo. Sin embargo, el viejo lo alentó y trató de explicarle más sobre El Presente. Hizo que el joven recordara algunos de sus mejores momentos de niñez, como cuando cortaba el césped. El joven era feliz cortando el césped porque le gustaba hacerlo, estaba concentrado y sólo pensaba en cortar el césped en ese momento.
La concentración y la atención que ponía en aquella tarea era lo que lo hacía feliz. “Ya sabes qué es El Presente. Ya sabes dónde conseguirlo. Y ya sabes de qué modo puede hacerte feliz y exitoso.
Lo conocías mejor cuando eras más joven. Simplemente, lo has olvidado”, le decía el viejo. Pero el adolescente no entendía aún lo que el viejo le quería decir.

El adolescente llegó a la adultez y se dedicó a buscar El Presente por él mismo. Leyó libros, artículos y revistas pero en ninguno se mencionaba El Presente. Cansado, desanimado y decepcionado, el joven dejó de buscar.


Pasaron los años y el joven consiguió un empleo. Pero, en el trabajo, nunca lograba terminar sus tareas. Siempre estaba preocupado por muchas otras cosas: las reuniones, otros proyectos, el horario. Hasta le costaba concentrarse en los proyectos actuales. Era tan ineficiente que no recibió el ascenso que tanto esperaba. Tras semejante frustración, el joven se cansaba y se decepcionaba día tras día.

Y su vida personal no iba mejor. Tras romper con su novia, comenzó a preguntarse si alguna vez conseguiría su verdadero amor. Sin más que hacer, desilusionado y desesperado, en el joven revivió el deseo de buscar El Presente.

Fue entonces cuando decidió buscar de nuevo al viejo.
Cuando fue a visitar al viejo, era obvio que el joven estaba triste y frustrado. Preocupado por la situación de este, el viejo le aconsejó que se tomara su tiempo y reflexionara sobre su vida. Y eso fue lo que hizo el joven. Se fue a reflexionar a la cabaña de un amigo, en una montaña, y recordó lo que el viejo le había dicho sobre El Presente:

1. Es un regalo que uno mismo se hace. Lo conocías mejor cuando eras más joven. Simplemente, lo has olvidado.
2. Cuando estás completamente concentrado en lo que haces, tu mente se tranquiliza y te sientes feliz. Estás ocupado sólo en lo que está sucediendo en el momento.

Un día, al regresar a la cabaña, el joven notó lo bien acabada que estaba la chimenea, producto de la dedicación y de la concentración del albañil que la hizo. Esto lo llevó a descubrir ciertas cosas sobre El Presente:

1. El Presente no es el pasado ni el futuro. El Presente es el momento Presente. ¡El Presente es Ahora!
2. Estar en El Presente es concentrarse en lo que está ocurriendo ahora; significa valorar lo que nos ofrecen cada día.

Estar

El joven descubrió El Presente mientras pasaba una tranquila temporada en la cabaña del amigo. Pero, ¿qué pasa si no estamos tan tranquilos como en una cabaña en la montaña?
¿Cómo nos puede ayudar El Presente si estamos en una mala situación?
Según el viejo, es importante concentrarse en lo positivo de la situación a pesar de que esta no sea positiva. Hasta en las situaciones más difíciles, si nos concentramos en lo que está bien, seremos más felices y obtendremos la energía y la confianza necesarias para lidiar con lo que está mal.


Estar en El Presente significa concentrarse en lo que “está aquí y ahora” y “en lo que está bien aquí y ahora”, independientemente de cuál sea la situación. Todo el mundo debería aprender a buscar lo positivo de una mala situación en vez de distraerse con lo negativo. “Estar en el presente significa dejar de lado las distracciones y prestarle atención a lo que es importante ahora. Podemos crear nuestro propio presente dependiendo de a qué le prestemos atención”.
Así que el joven decidió aplicar a su trabajo diario lo que había aprendido sobre El Presente. Comenzó por resolver los problemas uno a uno, concentrarse en los proyectos actuales y escuchar atentamente a sus colegas.

Ahora era más eficiente y feliz.
Su vida personal estaba floreciendo. Se consiguió una mujer maravillosa y entabló una gran relación con la misma.
La gente a su alrededor, sus amigos, colegas y hasta su jefe, notaron su gran cambio. Era más eficiente, estaba más disponible, y obviamente estaba más feliz y tranquilo. El Presente le enseñó a amar y a disfrutar el momento. Fue entonces cuando se dio cuenta de que, realmente, El Presente es el mejor regalo que cualquiera se puede regalar.


Pero, un día, a pesar de que el joven creía que ya conocía El Presente, surgió un problema en el trabajo. El joven trató de hacer solo algo que debía hacer junto a un colega. Pero no lo logró a tiempo y el jefe se mostró decepcionado. El joven había fracasado. Entonces se preguntó qué hubiera hecho el viejo en esta situación.
El joven acudió al viejo para contarle lo que le había pasado en el trabajo. Aparentemente, el joven seguía agobiado por los fracasos del pasado. De acuerdo con el viejo, a veces es bueno volver a El Pasado para mejorar El Presente. Hay momentos en los que debes ver al pasado, aprender la lección y continuar.

Algunas lecciones sobre El Pasado mientras estamos en El Presente:

1. Es difícil dejar ir El Pasado si no hemos aprendido del mismo. Tan pronto como aprendemos de El Pasado y lo dejamos ir, mejoramos El Presente.
2. Cada vez que estemos descontentos con El Presente o que nos sintamos fracasados, es hora de aprender de El Pasado y planificar para El Futuro.
3. No podemos cambiar El Pasado, pero podemos aprender del mismo. Cuando resurge una situación, podemos hacer las cosas de otro modo y así disfrutar de un Presente más exitoso.

El joven enfrentó cortésmente al colega con el que debía hacer el trabajo que salió mal. Aprendió a llevarse mejor con la gente. Y, finalmente, logró el ascenso.
Pero el ascenso trajo consigo un sin fin de nuevas exigencias y el joven no había desarrollado un plan diario. Así que los proyectos comenzaron a salirse de su control. Desanimado y sin saber qué hacer ahora, el joven acudió de nuevo a su viejo amigo.

Planificar

Una vez que el joven le contó su nuevo problema, el viejo le habló sobre el otro elemento de El Presente, a decir, El Futuro.
Ya sabemos que no es conveniente estar en El Futuro, pero no tiene nada de malo planificar El Futuro. En palabras del viejo: nadie puede predecir o controlar El Futuro. Sin embargo, mientras más planifiquemos el futuro, menos ansiosos estaremos en El Presente y conoceremos mejor El Futuro.


Para planificar El Futuro:

1. Figúrese cómo sería un buen futuro.
2. Cree un plan que pueda ser llevado a cabo.
3. Implemente el plan en el presente.

El Presente es como un trípode en perfecto balance por sus tres patas: vivir El Presente, aprender de El Pasado y planificar para El Futuro. Si quitáramos una de las patas, el trípode se tambalearía. Mantener el balance de las tres patas nos permitirá lidiar mejor con cualquier cosa.
Entonces, el joven implementó el tercer elemento de El Presente en su trabajo y mejoró notablemente en el mismo. Asimismo, su vida personal se encarriló de nuevo: él y su novia empezaron a hacer planes para el futuro.
Como es inevitable, después de varios años, el viejo murió y el joven lo sintió mucho. Esto lo llevó a preguntarse por qué el viejo se había dedicado durante tanto tiempo a enseñarle los secretos de El Presente.
Fue así como decidió volver al lugar en el que había conocido al viejo, y se dio cuenta, después de meditarlo mucho, de que El Propósito era lo que había impulsado todo este tiempo al viejo. El joven descubrió lo siguiente:

1. Hay algo más que simplemente vivir en El Presente, aprender de El Pasado y planificar El Futuro. Todo gana sentido cuando tenemos un Propósito.
2. Nuestras reacciones dependen de nuestro Propósito.
3. Cuando uno quiere que El Presente sea mejor que El Pasado, es hora de aprender de este último.
4. Cuando uno quiere que El Futuro sea mejor que El Presente, es hora de planificar aquel.
5. Cuando vivimos y trabajamos con un propósito, y reaccionamos ante lo que es importante ahora, nos volvemos más capaces de liderar, gerenciar, apoyar, entablar amistados y amar.
6. El éxito es llegar a ser lo que somos capaces de ser, y progresar en la consecución de objetivos que valgan la pena.
7. Cada uno debe crearse su propia definición de lo que significa ser exitoso.
Resumen: usar El Presente
El joven envejeció próspero, respetado y amado, y decidió (al igual que el viejo) dedicarse a que los demás fueran también exitosos y felices. Así que decidió escribir el siguiente resumen:

Tres consejos para aprovechar el momento:

1. Estar en El Presente: para ser feliz y exitoso.
1.1. Concéntrate en el aquí y ahora.
1.2. Usa tu propósito para dedicarte a lo que es importante ahora.

2. Aprender de El Pasado: si quieres que El Presente sea mejor que El Pasado.
2.1. Revisa lo que ocurrió en El Pasado.
2.2. Aprende algo valioso de El Pasado.
2.3. Haz las cosas de otro modo en El Presente.

3. Planificar El Futuro: si quieres que El Futuro sea mejor que El Presente.
3.1. Imagina cuál es el futuro que quieres.
3.2. Haz un plan para que el futuro que quieres se haga realidad.
3.3. Implementa el plan en El Presente.

Título original: The Present
Editorial: Doubleday
Fuente: www.resumido.com
La estructura del tiempo y los viajes temporales

Resumen.

Se hace un análisis de la estructura y la mecánica del Tiempo, en base a la evolución histórica de las Hipótesis existentes, principalmente las reflexiones de Einstein y sus seguidores en base a la Relatividad, el concepto del espacio-tiempo curvo y los Agujeros de Gusano Einstein-Bosen. Hasta la Conjetura de la Protección Cronológica de Hawking. También se analiza el concepto en base a la Hipótesis Transdimensional del autor, que establece una relación directa entre gravedad y tiempo en un plano ínter dimensional. En base a estas, se hace una especulación sobre la factibilidad del viaje en el tiempo.

LA ESTRUCTURA DEL TIEMPO Y LOS VIAJES TEMPORALES
La Estructura del Tiempo.
Conceptos Históricos sobre el Concepto Tiempo.

El concepto del Tiempo como una línea, se remonta a los
filósofos hebreos y a los Iraní Zoastrianos. Algunos filósofos romanos, como Séneca concibieron el tiempo como una línea. Platón y otros filósofos griegos y romanos creían que el Tiempo era un movimiento y que este movimiento era lineal, pero cíclico.
Los teólogos islámicos y cristianos adoptaron los conceptos hebreos-zoroatrianos del tiempo lineal con
el universo creado en un determinado momento en el pasado.
Aristóteles dudó de la existencia del tiempo, pero decía que el tiempo era "el número de movimientos respecto al antes y después, y su continuo.".
Aristóteles asociaba el tiempo con los cambios: "El tiempo es la medida del cambio", y estableció que no podía haber tiempo separado del cambio.

En el Siglo 17, Isaac Barrow, discípulo de Newton, refutó la idea de Aristóteles de que el Tiempo estaba relacionado con el cambio, diciendo que el tiempo era algo que podía existir independientemente del movimiento o cambio. Que el tiempo existía aún antes que Dios creara la materia del Universo. Barrow desarrolla el concepto de Newton que el espacio y el tiempo forman un "contenedor" de todos los eventos infinitamente grande, y que este "contenedor" existe con o sin los eventos.
El espacio y el tiempo no serian sustancias
materiales según Barrow, pero serian "parecidas" a sustancias que no dependen de la materia o el movimiento.
Leibniz refutó este concepto explicando que el tiempo no puede existir sin los eventos actuales. Según el, Newton sobreestimó el hecho que el tiempo necesariamente envuelve un "ordenamiento" de cualquier par de eventos no simultáneos. Es por esto que, para decirlo de algún modo, el tiempo "necesita" los eventos.


En el Siglo 18, Kant expuso que el tiempo y el espacio eran formas que la mente proyecta sobre las cosas en si mismo. El opinaba que nuestra mente estructura nuestras percepciones de acuerdo con la Geometría Euclidiana y el tiempo era la estructura mental de una línea matemática. La idea de Kant es importante en éste estudio, porque sugiere implícitamente, que el tiempo es un tipo de fenómeno conceptual y que posiblemente la mente no tiene una percepción directa del tiempo sino una habilidad de experimentar cosas y eventos en el tiempo. También es importante porque, con el descubrimiento de la Geometría No Euclidiana en 1820, algunos filósofos dijeron que Kant se había equivocado en este asunto, pero la idea general se mantiene a través, ahora, de la percepción no euclidiana del espacio y tiempo.

En 1924, Reichenbach define el orden del Tiempo en términos de sus causas posibles. De esta manera establece la asimetría del tiempo. La asimetría se debe al hecho que los procesos o eventos que surgen de un centro común, tienden a estar relacionados unos con otros, pero si se enfocan estos procesos o eventos en dirección contraria (hacia el centro) no se relacionan.
En el Siglo XX, Godel y otros, descubrieron las
soluciones para las ecuaciones de Einstein para la teoría de la Relatividad General, lo que llevó a conceptuar, matemáticamente, la existencia de curvas o rizos en la línea del tiempo. Estor "Rizos causales" o "Closed Timelike Curves", establecían, teóricamente, la posibilidad de que algunas líneas de tiempo retrocedieran al pasado.
El Tiempo de una manera general se puede definir como la percepción a trabes de la
conciencia del desarrollo integrado de los fenómenos físicos con que estamos relacionados. En este aspecto, el concepto de Aristóteles sobre el tiempo es indiscutible ya que, de cualquier modo, seria imposible probar lo contrario, o sea la existencia del tiempo sin la mente.

El Tiempo existe o no existe.

La reflexión inicial sobre este problema se debe basar lógicamente en la suposición de que el tiempo existe o no existe.
Los filósofos del tiempo tienen opiniones diversas sobre el asunto. Opinan que existen diferencias ontologicas entre el presente, pasado y futuro. Los llamados "Presentistas" arguyen que necesariamente sólo los objetos y experiencias presentes son reales, y sólo somos concientes de reconocer la realidad de nuestras experiencias presentes.


La Teoría del Universo Creciente dice que tanto el pasado, como el presente son reales, pero el futuro no es real. Finalmente la Teoría del Universo en Bloque o "Eternalismo" propone que no existen diferencias ontologicas entre el pasado, presente o futuro.
En algunas hipótesis se expone que el tiempo no existe físicamente, y que sólo es alguna especie de ilusión o una impresión alterada de una serie de fenómenos físicos, que nuestros sentidos y nuestra mente interpretan y que se desarrollan en nuestra realidad.
O sea que se especula sobre la existencia del tiempo en el sentido de que éste existe sólo porque es percibido por la conciencia humana, y no existiría sin ésta percepción, por lo que realmente no existiría físicamente, sino como una abstracción mental necesaria para que las dimensiones de la materia formen la realidad.


Algunos filósofos como Zeno y McTaggart opinan que el tiempo es "Nada, pues no existe". En una línea similar, a principios del siglo XX, el filósofo inglés Bradley, opinaba: "El tiempo, como el espacio, no son reales, pero son de apariencia contradictoria...el problema desafía la solución...". De manera general, los filósofos opinan que el tiempo no existe.´
En las Hipótesis sobre el tiempo tenemos la que dice que el tiempo, por
lógica, no existe, Ya que el Pasado, al ser una realidad pasada, no existe; el Presente es un punto en movimiento, en flujo constante; y el Futuro es algo que aun no acontece, por lo que tampoco existe. Esto, por supuesto, se relaciona con la percepción de la conciencia.

El Físico Paúl Davies ha expuesto la hipótesis que el tiempo existe como una dimensión, pero que su "movimiento" es una ilusión. O sea, que de hecho, el tiempo no existe.
Finalmente, en el aspecto puramente físico, se plantea que el tiempo no podría existir sin la materia. La Hipótesis básica del Big-Bang supone que antes del evento, en nuestro universo no existía la materia y por ende, no existía el tiempo. No había una realidad. Esto sólo podría ser aceptado si se acepta el concepto de la "nada absoluta", ya que aún si sólo existiera una "sopa" de partículas subatómicas, la masa acumulada de estas seria muy alta y habría "tiempo".
Según éste concepto, al principio del
Big Bang, el tiempo existente seria "pequeño", o "lento", y su tamaño o velocidad se iría incrementando a medida que se fuera formando la materia del universo, hasta llegar al "nivel" de nuestros días.

Si desarrollamos esta idea, entonces el tiempo no es estable en ningún "momento", y a medida que el universo se desarrolle o "expanda", el tiempo también lo hará. Sin embargo, este fenómeno no puede ser percibido por nosotros debido a su magnitud, o porque existe un mecanismo de la conciencia humana que ajusta automáticamente el tiempo a nuestra realidad.
Este concepto también implicaría que si el universo se expandiera de manera infinita, el tiempo también lo sería. De otra forma, si el Universo empezara a contraerse, como mencionan algunas
teorías, el Tiempo también se contraería, volviendo en un momento dado a un punto sin materia ni tiempo, que seria el origen del Big Bang.

La Mente y el Tiempo.

Aristóteles reflexionó sobre la metafísica del tiempo. ¿Si no existe la mente, el tiempo tampoco existiría? "Debemos preguntarnos: ¿Si la mente no existe, el tiempo puede existir o no? porque si no hay nadie que perciba esto, no habrá nada que percibir." Aristóteles no contesta esta pregunta directamente porque dice que la respuesta depende si el tiempo es el número de movimientos concientes, o sólo la capacidad de la conciencia de percibir el número de movimientos. Esta distinción de Aristóteles es la base del moderno concepto de "tiempo psicológico" y "Tiempo Físico".

San Agustín tiene una opinión subjetiva del Tiempo. El dice que el tiempo no es nada en realidad, pero que existe sólo en la percepción mental de la realidad. Henry de Gent y Giles de Roma opinaban que el tiempo existe en la realidad como un continuo independiente de la mente, pero que sólo la mente puede distinguir entre el "antes" y "después". En el Siglo 11, el filósofo persa Avicena, dudó de la existencia física del tiempo, argumentando que el tiempo sólo existe en la conciencia y la memoria.

LA CONCIENCIA Y EL TIEMPO.

Para comprender estos planteamientos es necesario utilizar nuevos términos. El tiempo pre-conciencia es el tiempo que es parte de los procesos físicos
producto del caos de a creación de cada universo. Posiblemente similar al Tiempo de Plank.
El tiempo conciente es el tiempo pre-conciencia más la percepción de la conciencia de la realidad.
Esta percepción es intuitiva y la mayor parte inconsciente, determinada solo por la
observación y deducción de los eventos cercanos. En este nivel, la conciencia no tiene acceso a la pre-conciencia, sino que se comporta como una adenda interactiva.
En Tiempo Post-Conciencia es el T-conciencia con acceso al T-Preconciencia y solo existe en condiciones de la conciencia del concepto complejo del tiempo (Supra-conciencia). En el contexto general de estas hipótesis las tres formas de Tiempo, pasado, presente y futuro, existen simultáneamente.

Los Conceptos de Einstein y el Tiempo.
La Relatividad.

En la Teoría de la Relatividad, Einstein estableció que el factor tiempo era una dimensión a ser considerada en los cálculos físicos y este factor se alteraba con la velocidad de la masa. Pero curiosamente nadie ha explicado la contradicción lógica que supone que la propia
luz, que es una forma de materia no se afecte temporalmente al moverse a la velocidad establecida. La propia Teoría de la Relatividad, al admitir que la velocidad de la luz es una constante, se contradice, ya que al afectarse el factor Tiempo deja de ser una constante.

A pesar de esto, algunos piensan que la Teoría de la Relatividad establece la posibilidad de viajar en el tiempo, pero, de ser completamente cierta esta teoría, realmente el fenómeno no tendría que ver con el "Viaje" en el Tiempo, sino con la variación ( Relatividad ) del tiempo cuando un objeto que se acerca o alcanza la velocidad de la luz.

Si fuera posible que una nave con seres humanos, viajaran a una velocidad próxima o la de la propia luz, el tiempo para esta se volvería más lento o se detendría. Pero ni la nave, ni su tripulación viajaran en el tiempo. Además, hay que considerar "dificultades técnicas" en esta hipótesis, ya que al alcanzar la velocidad de la luz, tanto la nave como su tripulación se convertirían en una sopa de fotones, O "materia exótica" o sea un tipo de materia que tiene densidad negativa y que solo existe a velocidades cercanas a la luz.

También podemos especular que si algún tipo de materia alcanzara la velocidad de la luz, el espacio entre sus átomos alcanzaría la "medida" Plank-Wheeler y se convertiría en "Espuma quántica".
Y además, aunque sólo alcanzaran, por ejemplo un 75% de la velocidad de la luz, seria casi imposible desacelerar la nave a su velocidad inicial sin recorrer una distancia igual a la recorrida en la aceleración, sin contar que estos dos procesos requerirían de cantidades colosales de energía.
Y si aún, después de todo esto, esta nave regresara intacta a
la Tierra, los tripulantes se darían cuenta que realmente no han viajado en el tiempo, sino que el tiempo para ellos fue mas lento, y que la tierra que dejaron al partir, será decenas de miles de años mas vieja.

La Curvatura del Espacio-Tiempo.

Einstein visualizó la gravedad como la curvatura del espacio-tiempo causada por la materia en si, lo que se opone a la idea de Newton de la
fuerza actuando a la distancia. Aunque los objetos trataran de moverse a través del espacio-tiempo en línea recta, esta trayectoria parecería curva.
El Concepto de la Curvatura del Espacio-Tiempo, planteado en la Teoría de la Relatividad General por Einstein, viola la noción de Euclides y Minkowski de la geometría. Según este concepto, dos líneas paralelas pueden cruzarse en un "momento" dado.

Los Agujeros de Gusano.

La Teoría de los Agujeros de Gusano (Einstein –Rosen, también conocido como el puente de Einstein-Rosen, es un aspecto topológico hipotético del espacio tiempo que es esencialmente un atajo desde un punto del universo a otro punto en el universo, permitiendo el viaje entre ambos de una forma más rápida de la que le tomaría a la luz en realizar el mismo viaje a través del espacio normal. Los agujeros de gusano se presentan como soluciones para las ecuaciones de Einstein en la teoría general de la relatividad cuando se aplican a los agujeros negros. De hecho, surgen tan seguida y fácilmente en este contexto que algunos teóricos se sienten inclinados a creer que eventualmente puedan encontrarse o fabricarse contrapartes y, quizá, ser utilizados para viajes más rápidos que la velocidad de la luz. La teoría de los agujeros de gusano se remonta a 1916, poco después de que Einstein publicase su teoría general, cuando Ludwig Flamm, un físico Vienés desconocido, se fijó en la más simple y teórica forma posible de un agujero negro – el agujero negro Schwarzschild – y descubrió que las ecuaciones de Einstein permitían una segunda solución, ahora conocida como agujero blanco, que se encuentra conectado a la entrada del agujero negro por un conducto de espacio tiempo. La "entrada" del agujero negro y la "salida" del agujero blanco podrían estar en diferentes partes del mismo universo o en diferentes universos.


En 1935, Einstein y Nathan Rosen estudiaron más a fondo la teoría de las conexiones intra- o inter-universo en una presentación (1) cuyo propósito era el de explicar las partículas fundamentales, tales como electrones, en términos de túneles de espacio-tiempo unidos por líneas de fuerza eléctricas. Esto dio paso al nombre formal de puente Einstein-Rosen a lo cual más tarde el físico John Wheeler se referiría como "agujero de gusano" (el también acuño los términos "agujero negro" y "espuma cuántica").

La presentación de Wheeler en 1955 (3), trata sobre los agujeros de gusano en términos de entidades topológicas denominadas "geones" e incidentalmente provee el primer diagrama (ahora muy familiar) de un agujero de gusano como un túnel que conecta dos aberturas en diferentes regiones del espacio tiempo. Sin embargo, antes de que Einstein muriera, se vio frente a un embarazoso problema., Kurt Goedel, uno de los más grandes Lógico Matemático que han existido, encontró una nueva solución a las propias ecuaciones de Einstein ¡que permitían el viaje en el tiempo!

El "río del tiempo" ahora tenía remolinos en los cuales podría curvarse sobre sí mismo en un círculo. La solución de Goedel era bastante ingeniosa: postuló un Universo repleto de un fluido rotante. Cualquiera que anduviese a lo largo de la dirección de rotación se encontraría de vuelta en el punto inicial, ¡pero antes en el tiempo! En sus memorias, Einstein escribió que estaba preocupado porque esta ecuación contenía soluciones que permitían el viaje en el tiempo. Pero por fin concluyó: el Universo no rota, se expande (es decir como en la Teoría del Big Bang) y por esto la solución de Goedel podría ser desestimada por "razones físicas". (Aparentemente, si el Big Bang fuese rotacional, ¡sería posible viajar en el tiempo por el Universo!).El interés en los agujeros de gusano navegables tomó auge a continuación de la publicación de un escrito en 1987 de Michael Morris, Kip Thorne, y Uri Yertsever del Instituto de Tecnología en California quienes averiguaron de que tal viaje podría ser posible si un agujero negro pudiese ser mantenido abierto el suficiente tiempo para que una nave espacial (o cualquier otro objeto) pasase a través de el, concluyeron que para mantener un agujero de gusano requeriría de materia con una densidad de energía negativa y una presión negativa mayor - mayor en magnitud que la densidad de la energía. Tal materia hipotética es denominada materia exótica. Aunque la existencia de la materia exótica es especulativa, se conoce una manera de producir energía de densidad negativa: el efecto Casimir. Como fuente de su agujero de gusano, se volvieron hacia el vacío cuántico. "El espacio vacío" en su más mínima escala. Resulta ser que no está vacío sino que hierve con violentas fluctuaciones en la mismísima geometría del espacio-tiempo.

A este nivel de la naturaleza, se cree que ultra pequeños agujeros de gusano están continuamente apareciendo y desapareciendo. Sugirieron que una civilización lo suficientemente avanzada podría expandir uno de esos pequeños agujeros hasta un tamaño macroscópico añadiéndole energía. Entonces el agujero podría ser estabilizado utilizando el efecto Casimir colocándole dos esferas súper conductoras cargadas en las bocas del agujero. Finalmente, las bocas podrían ser transportadas a regiones bastamente separadas en el espacio para proporcionar una forma de comunicación y de viaje más rápido que la luz. Por supuesto que, el anterior planteamiento no está exento de sus dificultades, una de las cuales es que la potencia de las increíblemente necesarias fuerzas para mantener las bocas del agujero de gusano abierto podrían destrozar a cualquiera o cualquier cosa que tratase de pasar a través de ellas.

En un esfuerzo por diseñar un ambiente más benigno para los viajeros que utilizasen estos agujeros, Matt Visser de la Universidad de Washington en St Louis concibió un arreglo bajo el cual la región de espacio tiempo de una de las bocas de estos agujeros es plano (y por lo mismo libre de fuerzas) pero enmarcado por "puntales" de materia exótica que contiene una región de curvatura muy aguda (6). Visser visualiza un diseño cúbico, con conexiones de bocas de agujero espacio-plano en las esquinas cuadradas y cadenas cósmicas en las orillas.
Cada cara del cubo puede conectarse para hacer cara con otro cubo de agujero de gusano, o bien las seis caras del cubo pueden conectar con seis diferentes caras de cubo en seis localizaciones separadas.


Es un hecho que la Ciencia y la Tecnología actual hacen imposible la construcción de Agujeros de Gusano artificiales. Otra es que puedan ocurrir en forma natural. David Hochberg y Thomas Kephart de la Universidad Vandebilt han descubierto que, en los primeros instantes del Universo, la propia gravedad puede haber dado lugar a regiones de energía negativa en las cuales pueden haberse formado agujeros de gusano auto estabilizados. Dichos agujeros, creados durante el Big Bang, pueden estar por ahí hoy en día, distanciándose en pequeñas o grandes distancias en el espacio.

El problema de los Agujeros de Gusano, "Naturales", además de que, obviamente se encuentran a distancias imposibles de alcanzar con nuestra tecnología actual, se desconoce totalmente a donde conducen. Hay que recordar que la Hipótesis de Einsten-Bose plantea la posibilidad de los agujeros de gusano, pero con la posibilidad de que estos no tengan su "salida" en este mismo universo, sino en otro.

Actualmente, de acuerdo con algunos físicos como el Israelí Amos Ori, de acuerdo con las teorías de Einstein, el espacio puede ser torcido lo suficiente para crear un campo gravitacional local que tendría forma de rosquilla (Dona.) de "tamaño arbitrario". Las líneas del campo gravitacional circularían alrededor de la rosquilla de modo que el espacio y el tiempo se curvarían o se doblarían sobre si mismas. En teoría sería posible viajar al pasado de antes que la máquina del tiempo fuese construida. Básicamente, la teoría de la "rosquilla gravitacional" es una variación de los "Agujeros de Gusano".

Algunos físicos como el Australiano Paúl Davies, opinan que esta idea no es posible debido a la inestabilidad del núcleo compacto de vació que se formaría en la rosquilla. Debido a que las curvas de tiempo cercanas que se formarían son inherentemente inestables a las fluctuaciones quánticas. La inmensa energía que se forma dentro de la rosquilla ocasionaría su destrucción en un instante. Sin embargo, el físico Kip Thorne, ha especulado que alguna forma de "materia antigravedad exótica" podría usarse para estabilizar la rosquilla y mantener el agujero de gusano abierto.
La Teoría Transdimensional y el Tiempo.

Según la Hipótesis Transdimensional de la Gravedad, nuestra realidad se forma a partir del flujo unidireccional de Materia oscura, a través de Agujeros Negros Cuantiaos, de un Universo Paralelo hacia el Nuestro. Debido a que antes del Big-Bang, el flujo de Materia Oscura era unidireccional, el tiempo negativo del Universo Alterno compensaba el tiempo producido por la masa de la Materia Oscura en el universo, y su efecto era casi imperceptible.


Pero al acumularse una masa critica de Materia oscura en nuestro Universo, la temperatura media se elevó notablemente y parte de la materia oscura se "condensó" formando átomos. Con esto empieza el tiempo normal, ya que se produce el flujo bidimensional descrito en ésta Hipótesis.

Básicamente, la Teoría Transdimensional del Tiempo establece que el movimiento del tiempo es una consecuencia de la gravedad, y viceversa. El Tiempo no puede existir sin movimiento, y el movimiento solo es posible con la gravedad.

Por este motivo tanto el tiempo como la gravedad son dimensiones asimétricas. De este modo, según la Teoría Transdimensional los eventos o el movimiento que producen los cambios se deben a la mecánica de la gravedad sobre la materia que percibimos de cualquier modo, y es un evento que sólo existe mientras sucede, es decir, en el presente.

Es por esto que según la Teoría Trandimensional de la Gravedad, el tiempo en si no existe como una línea, sino como un punto formado por eventos que cambian constantemente, por lo tanto el viaje en el tiempo seria imposible.

La Gravedad y el Tiempo.

Es obvio que la gravedad está relacionada con el tiempo, en forma directa o indirecta. La gravedad no podría existir si en factor tiempo.
De la única forma en que podría funcionar la gravedad según la Hipótesis Transdimensional, es que el universo (en nuestra dimensión.) sea un continuo flujo de acontecimientos de materia-tiempo en que no existe en vació (o la nada). -La gravedad, según esta hipótesis, funciona como un flujo, en y entre dimensiones-universos paralelos.


Existe un tipo de materia que se encuentra en un nivel inter-dimensional por lo que es y no es materia y/o energía en cualquiera de las dimensiones-universo porque su tiempo es inestable y es simultanea en ambos universos. ---Debido a que el factor tiempo es inestable esta "Materia oscura" posee una masa y una energía que no puede ser detectada directamente por nuestra tecnología actual.

La concepción o idealización del sistema continuo de flujo transdimensional es imposible para una mente que funcione con tres dimensiones físicas y un tiempo estable. Esto se debe a que en este nivel, el tiempo no es fijo ni estable, por lo que el sistema debe tener una estructura multidimensional. En la que la masa, la energía y la propia tienen valores infinitos y variables.

La idea o hipótesis de que el universo es finito y tiene una forma espacio temporal de una esfera, no sería totalmente correcta o seria "incompleta" ya que los conceptos "finito" y "esfera" no serian posibles en un sistema tiempo variable y multidimensional. La hipótesis de que el universo es finito, implicaría que después de su "limite" existiera la nada o el vació total de materia y energía.

Según la Hipótesis Transdimensional, el universo seria finito en un sentido relativo, o sea que sus límites serian variables (espacio-tiempo), y siempre limitaría con otra dimensión-universo, en el mismo plano multidimensional.

El Viaje en el Tiempo.

Tenemos que empezar por establecer que el termino "Viaje en el Tiempo" es una metáfora debido a que el término "viaje" se refiere a cambios en el espacio solamente. El término "Viaje en el Tiempo" se referiría a ciertos cambios poco usuales en "locaciones temporales"·
Para reflexionar sobre el viaje en el Tiempo debemos considerar dos hipótesis básicas sobre la estructura del tiempo, ya que cada una de ellas establece las posibilidades teóricas de los viajes temporales.

El Tiempo como una línea única y continua.

Esta hipótesis supone que el tiempo esta formado por una línea única y continua de acontecimientos, por lo que la realidad es inmutable.
Según esta hipótesis no es posible viajar al pasado y cambiar los acontecimientos del presente o futuro Tampoco se podría viajar al Futuro, porque, en términos relativos, el Pasado y Futuro son la misma cosa.


Algunos plantean la posibilidad de viajar en el tiempo, pero sin la posibilidad de interactuar físicamente. Lovecraft, en una de sus obras plantea la posibilidad de viajar en el tiempo a un nivel mental, a través de sofisticadas tecnologías. Algunos científicos de la actualidad piensan que ciertas partículas subatómicas, como los positrones, parecen desplazarse negativamente en el tiempo. La existencia de Premoniciones o de Personas capaces de "ver" el futuro, podría explicarse con estas hipótesis.

También algunos, como Einstein, han propuesto que esta línea del tiempo es curva, como el universo, por lo que podría ser circular y relativamente finita. En la Novela de Ficción, "La Maquina del Tiempo", H.G. Wells, el personaje principal, que opera la Maquina temporal, viaja hacia el pasado hasta llegar a su futuro.

El Físico J. Gowman, ha expuesto que el tiempo, por ser asimétrico, fluye en una sola dirección y es unidimensional. El piensa que la línea del tiempo produce espacios angulares en las tres dimensiones espaciales para producir el efecto llamado "Dominio histórico temporal". El incremento en edad o expansión de este dominio históricos temporal es análogo a la expansión en el espacio.

La Red del Tiempo.

Al parecer este concepto fue esbozado primero por Aristóteles, cuando expuso que el tiempo era "el número de movimientos respecto al "antes" y "después" y su continuo" y respecto a su "tamaño", dijo que cada línea de tiempo se divide "ad infinitum"


La teoría de la Red sobre la estructura del tiempo, establece que el tiempo tiene forma de una complejísima red multidireccional de "Líneas de Tiempo". Esta Red se ramifica según las posibilidades matemáticas de acontecimientos que se den en un posible espacio físico mínimo.
El autor ha deducido que el espacio físico mínimo para que se produzca un acontecimiento que afecte la realidad, puede ser la distancia que hay entre el núcleo de un
átomo de Hidrogeno y el electrón en su órbita.

Es decir, el radio medio de la orbita del electrón del átomo de Hidrogeno, que es, de hecho, la forma de materia atómica estable más pequeña que existe. Bajo este nivel, a nivel quántico, no existe posibilidad de un acontecimiento percibible a nivel no quántico.
Este "Acontecimiento mínimo posible" hace que cada serie de acontecimientos determinan formalmente una "Línea de Tiempo" diferente. Con cada acontecimiento simple o complejo la línea de tiempo se ramifica en líneas de posibilidades.


Es decir, que con cada variación de acontecimientos mínimos posibles, la red se ramifica y se producen nuevos " futuros", en que los acontecimientos históricos se desarrollan como consecuencias de estos cambios o variaciones.

En base a esta hipótesis de la estructura del tiempo, se han basado numerosas historias de ciencia ficción. Teóricamente, si fuera posible viajar en el tiempo hacia atrás, hacia el pasado, la posibilidad de cambiar el pasado, para cambiar el futuro, realmente no existe, ya que el solo hecho de viajar al pasado crearía una serie de acontecimientos que a su vez crearían numerosas redes temporales, y otros posibles futuros que harían que el hipotético viajero temporal se perdiera para siempre en esta red de ramificaciones casi infinitas.

De esta manera la famosa Paradoja del hombre que viaja al pasado y mata a su abuelo seria imposible en su propia línea del tiempo. Habría una línea de tiempo nueva en la que esto sería posible, pero su línea de tiempo original no se afectaría en absoluto.

De este modo, y según esta teoría, si existiera el medio o la tecnología, sería imposible viajar al pasado o al futuro "propio". El viaje en el tiempo se haría en una línea temporal nueva, creada por el propio acontecimiento. Más difícil sería viajar "lateralmente", a otros presentes posibles, pero en caso de ser posible, sucedería lo mismo.

S. Hawking estableció la llamada "Conjetura de la Protección Cronológica" que establece que las leyes de la física no permiten el viaje en el tiempo.
Para Hawking, una prueba que el viaje en el tiempo no es posible no es posible es el hecho que no hemos recibido "turistas" del futuro. Sin embargo, este razonamiento no es válido si consideramos la teoría del tiempo como
una red de conexiones casi infinitas. En esta teoría, si fuera posible hacerlo, un viajero del tiempo nunca podría regresar al pasado o viajar al presente en su propia línea de tiempo. El propio acontecimiento de su viaje, crearía una nueva línea de tiempo diferente.

Conclusiones:

El estudio de los conceptos del tiempo, desde un punto de vista filosófico y físico, nos muestra que realmente no existe, hasta la fecha, ninguna explicación factible sobre lo que es el tiempo o como "funciona". De manera general, la opinión de los filósofos es que el tiempo, como un fenómeno físico real, no existe, siendo sólo una percepción de la mente conciente de los cambios o movimientos de la realidad.
Si el tiempo no existe, por simple lógica los viajes en el tiempo no podrían ser posibles. Un hecho que apoya este concepto, expuesto por Hawking, es el hecho de que nunca hemos recibido visitas del futuro.

BIBLIOGRAFIA.

Artzenius, F. and Maudlin, T. (2005). Time Travel and Modern Physics. Stanford
Enciclopedia of Philosophy.
http://plato.stanford.edu/archives/spr2000/entries/time-travel-phys/
Callender, C. (2001). Thermodynamic Asymetry in Time. Stanford Encycopedia
Of Philosophy.
http://plato.stanford.edu/archives/win2001/entries/time-thermo/
Davies, P. (1995). About Time: Einstein's Unfinished Revolution, Simon & Schuster,
Davies, P.,(2002) How to Build a Time Machine, Scientific American, 287 (no. 3): 50
Deutsch,D. (1991). Quantum Mechanics near close timelike curves. Physical Review. . D44. 3197-3217
Einstein, A., and Rosen, 73 (1935) - N. "The Particle Problem in the General Theory
of Relativity", Physical Review, 48,
Esquivel,E. (2005). Consideraciones sobre el origen y composición de la gravedad
Y la materia Oscura. Física: Monografías.Com.
http://www.monografias.com/trabajos16/gravedad-materia -oscura/
gravedad-materia-oscura.shtml
Farman, J. and Wuthrich,C. (2004). Time Machines. Stanford Enciclopedia of
Philosophy.
Friedman;J. et al. (1990). Cauchy problem in spacetimes with close timelike curves.
Physical Review D42 1915-1930.
Gott, R., 2001, Time Travel in Einstein's Universe. New York: Houghton Mifflin.
Gowman,J. (2005). The intrinsic motion of time, space and gravity.
http://people.cornell.edu/pages/jag8/index.html
Hawking, Stephen. (1996). A Brief History of Time, Updated and Expanded Tenth Anniversary Edition, Bantam Books, 1996
Horwich, P. (1987)- Asymmetries in Time, The MIT Press,.
Kaku, M. (2005). La Física del viaje en el Tiempo. – ASTROSETI.
Hawking, S.W.,(1992), Chronology Protection Conjecture, Physical Review D, 46:603-611
Horwich, P. (1987). Time Travel. In: Asymetries in Time. Cambridge MIT Press.
Maudlin, J. (1990). Time Travel and Topology. PSA. Vol.2 91-100.
Morris, M. S, Thorne, K. S., y Yurtsever, U. (1988)- "Wormholes, Time Machines,
and the Weak Energy Condition," Phys. Rev. Letters, 61, 1446-1449 .
Morris, M. S., and Thorne, K. S.(1988)- "Wormholes in spacetime and their use for
interstellar travel: A tool for teaching general relativity", Am. J. Phys.,
56, No. 5, 395-412 .
Krasnikov, S.( 2002,)No Time Machines in Classical General Relativity, Classical and
Quantum Gravity, 19: 4109-4129
Malament, D.B.,(1977,) The class of continuous timelike curves determines the topology of spacetime, Journal of Mathematical Physics, 18: 1399-1404.
Monton, B.( 2003,) Presentists Can Believe in Closed Timelike Curves, Analysis, 63: 199-202.
Novikov, I. (1992). Time Machine and self-consistent evolution. In: Problems with self- interaction. Physic Reviews. D45 1989-1994.
Peplow,M. (2005). Gravity douhgnuts promises time machines.
News@nature.com
Politzer, H.D.( 1992,) Simple Quantum Systems in Spacetimes with Closed Timelike interaction. Physic Reviews. D45 1989-1994.
Prior, A. N. (1967) Past, Present and Future, Oxford University Press,
Prior, A. N. (1970)- "The Notion of the Present," Studium Generale, volume 23, 245-8.
Shoemaker, S..(1969)- "Time without Change," Journal of Philosophy, 66 pp. 363-381.
Thorne, K. (1994). Black Holes and Time Warps: Einstein´s Outrageus legacy. Norton
& Co. Inc. McMillan.
Van Fraassen, B. (1985)- An Introduction to the Philosophy of Time and Space, Columbia University Press,
Visser, M. ( 1990)- "Wormholes, baby universes, and causality",Phys. Rev. D, 41, No.
4, 1116-1124 .
Wald, R.M.(1994,)Quantum Field Theory in Curved Spacetime and Black Hole
Thermodynamics. Chicago: University of Chicago Press
Wheeler,J. and Feynman,R. (1949). Classical electrodynamics in therms of direct
Interparticle action. Reviews of modern Physics. 21, 425-434.
Wheeler, J. A. (1955)."Geons," Physical Review, 97, 511-536 (1955).


Escrito por:
Eduardo A. Esquivel Ríos
eesquivel_rios@hotmail.com
Enero, 2006