Wednesday, January 13, 2010



DECLARACIÓN DE SEVILLA

(Documento elaborado por el Comité Permanente del F. S. T. E. 2009)


Poder transformador del amor


En Sevilla (España) a 10 de Octubre de 2009 el Comité Permanente Organizador del Foro Social Temático Español de Espiritualidades y Éticas para otro mundo mejor posible (FSTE2009) que aspira a debatir y alumbrar desde la sociedad civil los principios y valores sobre los que poder construir otro mundo mejor, necesario, urgente y posible; a ofrecer una alternativa democrática, inclusiva, ecológica, basada en la igualdad, defensa de los derechos humanos, convivencia pacífica y respeto a la rica diversidad de culturas y creencias de una única humanidad a los acuciantes problemas que enfrentamos,


DECLARA:


1.- Introducción.


Vivimos un tiempo en que el conocimiento aportado por la ciencia a la humanidad hace avanzar la conciencia de nuestra mutua interdependencia global con la totalidad de la Vida en nuestra generosa Madre Tierra. Vivimos un trascendental proceso histórico de rápidos y profundos cambios que nos obligan a recuperar el equilibrio y la armonía entre la naturaleza, la humanidad y los valores éticos y espirituales que permitan una realización plena de las personas en todos los pueblos, etnias, culturas y civilizaciones de la humanidad.

En un tiempo asombrosamente breve desde el punto de vista biológico hemos transformado el entorno social, productivo y emocional del ser humano para el que debemos “crear” una nueva cultura y unos nuevos mecanismos de seguridad y supervivencia que garanticen la continuidad de la vida y nos proporcionen instrumentos de gestión de los cambios sociales. A partir de ahora la humanidad tiene que hacerse cargo de construir su propio futuro de acuerdo con una ética de la vida que coloque al ser humano y sus condiciones de supervivencia y sostenibilidad, es decir, integrado en la Vida con mayúscula de la naturaleza, de la que es producto y parte, en el centro de la historia, instituciones y leyes. Un nuevo espíritu que recupere valores ancestrales y añada los necesariamente nuevos para este nuevo tiempo que nace. La ciencia se abraza con la espiritualidad provocando la mayor transformación política, social y ética que haya vivido la humanidad en su historia.

La ciencia que hoy busca el origen de la materia y de la vida sabe que el universo está formado por un 4% de materia visible, un 22% de materia oscura y un 74% de energía invisible que todo lo impregna. Los tres conforman una única totalidad.


No hay luz sin oscuridad. No hay oscuridad sin luz. No hay la una y la otra sin la energía universal que todo lo une. Y esa energía que forma parte de toda Vida y nos impregna es a la que la humanidad, todas las civilizaciones, han llamado Amor o Dios.


El poder que nos da esta fuente inagotable de Amor de la que somos parte nos exige a la humanidad que es, a la que vive este tiempo, que disuelva los vínculos económicos, sociales y políticos que le impiden avanzar y superarse a sí misma. Los que ensucian el mundo y destruyen la Vida. Los que dividen, separan y enfrentan a una parte de la humanidad contra otra provocando muerte, miseria, enfermedad, Declaración de Sevilla Poder transformador del amor 1a desesperanza, odio y miedo. Nos exige levantar la fraternidad de una única humanidad que surge y vive en un único planeta del que es conciencia y voluntad.


2.- Preámbulo.


La orientación hacia la unidad, hacia el “alma” común de la humanidad, instaurará las condiciones del “buen vivir”, de otro modo de vivir basado en maximizar el bienestar social, la satisfacción de las necesidades humanas con el menor consumo y coste, retornando a la visión de la humanidad como parte y fruto de la propia naturaleza.


Toda la ciudadanía del mundo tiene los mismos derechos y obligaciones. Toda organización económica, social y política tiene la obligación de promover la Vida, la libertad y la felicidad de la gran familia que conforma la humanidad. La humanidad tiene el derecho y el deber de reformar o abolir cualquier tipo de Poder económico, social o político que dañe o intente destruir estos principios, y a organizar nuevos poderes que garanticen su supervivencia, seguridad y felicidad presente y futura. Todas las civilizaciones que constituyen la humanidad tienen derecho para convertir sus deseos en realidad a la construcción de un mundo ecológico, con igualdad de género, imperio de los derechos humanos, realización personal, convivencia pacífica multiétnica y democracia participativa. Y todas deberán asumir estos principios en profundidad para poder superar este periodo difícil de transición con entusiasmo.


Manifestamos nuestro optimismo, esperanza, firme voluntad y completa determinación en nombre de la humanidad que es, en honor de las que han sido y por responsabilidad ante las que vienen.


3.- Acusación.


La humanidad y la Vida en el planeta están en peligro a causa del actual sistema capitalista deshumanizado y depredador, por el individualismo y la sacralización del mercado que alimenta los valores de egoísmo, avaricia, vanidad y envidia que impregnan a todas las sociedades del mundo. La mercantilización de todos los aspectos de la vida lleva a la humanidad a sufrir hambre, miseria, enfermedad, paro, migraciones masivas, violencia y muerte. El cambio climático consecuencia de la forma de vivir en el actual sistema pone en peligro la supervivencia de la Vida en la Tierra. El gobierno del mundo se detenta desde un Poder nebuloso, oculto, ilegítimo y dictatorial que tan sólo defiende sus propios intereses privados, los de una minúscula parte de la humanidad. La acumulación de las riquezas del mundo en sus manos nos ha impuesto los principios seudomorales que hoy nos corrompen desde el interior, siguiendo los cuales hemos exaltado algunas de las cualidades humanas más dañinas, colocándolas como virtudes sociales. Esta acumulación de riqueza ya no puede ser el valor que de importancia social. Necesitamos grandes cambios en los códigos morales que den a los motivos monetarios su verdadero valor. El amor al dinero como posesión tiene que ser reconocido como una morbosidad repugnante, como una enfermedad mental.


Necesitamos una profunda revolución ética y espiritual.


La mercantilización de la Vida nos ha llevado a la mayor crisis ecológica desde que existe la humanidad, rompiendo todos los equilibrios de la propia naturaleza. Desde el actual sistema depredador que agota los recursos de todo tipo no hay posibilidad de futuro. Tampoco para la humanidad.


La deriva que nos ha llevado a los máximos niveles de polarización y desigualdad social ha provocado también el mayor ataque a los derechos humanos y al sistema democrático bajo el pretexto de la seguridad, y conseguido gracias al miedo de masas conscientemente provocado. La libertad de opinión y expresión base de una ciudadanía libre, participativa e implicada en el gobierno de lo público, ha sido secuestrada por la propiedad privada de los medios de comunicación de masas en manos de los intereses de los grandes capitales, usurpando nuestro derecho a la información veraz y completa y transformándolos en medios manipuladores de la opinión pública.


La economía dirigida por la locura de un crecimiento sin límites que exige la acumulación ampliada del capital y el interés privado lejos de satisfacer las necesidades sociales y promover la felicidad y autorrealización de la ciudadanía en libertad, provoca la escasez, miseria, ansiedad e inseguridad permanente en la inmensa mayoría de la humanidad. La sexta parte de la humanidad está padeciendo muerte por hambre y desnutrición permanentemente provocada por una economía especulativa que sustrae y asfixia a la economía real.


La convivencia pacífica intercultural es saboteada continuamente. Acaban, magnicidio incluido, con los líderes modernizadores e integradores en todas las culturas; fragmentan y dividen promoviendo el radicalismo y el fundamentalismo religioso en todas ellas y, por último, provocan deliberadamente los enfrentamientos entre ellas para aprovechar el caos y tomar lo que desean. La justificación ideológica del enfrentamiento de civilizaciones la convierten en profecía autocumplida.


La Gobernanza mundial de los aspectos esenciales para la humanidad (finanzas internacionales, comercio, cambio climático, salud y migraciones) es sustraída al control democrático, impidiendo la construcción del “alma” común de la humanidad, de la ciudadanía universal como nuevo poder soberano del mundo. Vacían de contenido la democracia sustituyendo al ciudadano por el consumidor, atacando el desarrollo de todo tipo de democracia participativa que las nuevas tecnologías permiten.


La desigualdad de género se mantiene dentro y fuera de las personas en todas las culturas y civilizaciones, provocando injusticias y límites al desarrollo personal y social tanto para mujeres como para hombres, impidiendo la plenitud del desarrollo humano en ambos sexos, al reproducir los mecanismos de poder social en las relaciones sentimentales y en el seno de la vida familiar y de pareja.


Se nos impide vivir en paz y armonía en un mundo libre de guerras bloqueando las vías de solución pacífica de los conflictos mediante la proliferación de la mentira, calumnia y difamación desde los medios masivos de comunicación que monopolizan la información. Provocan con cinismo guerras para garantizar el mantenimiento del Poder y seguir acumulando riquezas.


Impiden la promoción de la educación como creadora de personas con criterio propio y fuertes convicciones, base de la verdadera democracia. Impiden que la educación sea una herramienta que haga crecer a las personas y los pueblos en la asimilación vital de los valores e iniciativa creativa para construir un mundo justo, pacífico, respetuoso y en armonía con la naturaleza y abierto a todas las dimensiones del ser humano y de la vida, La educación se mercantiliza para proveer al mercado de los recursos humanos configurados tal y como el capital requiere para su reproducción.


El mal vivir diario en los valores, tensiones y frustraciones constantes que provoca el actual sistema social capitalista impiden la paz y tranquilidad interior que necesitamos para el pleno desarrollo de nuestra personalidad que nos impliquen en la necesaria e imprescindible transformación social a favor de la justicia, la paz y la conciencia de integración con la naturaleza y la energía universal de la Vida.


Vivimos el final de un largo ciclo de conflictos y guerras, de inversión de los valores, de promoción de sistemas de pensamiento e ideologías económicas, sociales y políticas aberrantes que pervierten la verdadera creatividad y conocimiento científico de la humanidad. Vivimos el tiempo en que es imperioso limpiar la suciedad del mundo.


El tiempo del robo, violencia, asesinato, mentira, procacidad, codicia, corrupción y lujuria. El tiempo en que las enseñanzas ancestrales han sido pervertidas por sus propios guardianes traicionando su mensaje de liberación para la humanidad sustituyéndolos por los nuevos ídolos de Poder y mercado. Tiempos de guerras, pandemias, hambre, catástrofes económicas, olvido de la solidaridad y fraternidad y subversión de toda moral. El tiempo en que el mundo es gobernado desde las sombras con tiranía. El tiempo en que se construye el más alto edificio del mundo en la ciudad rodeada por el desierto.


4.- Denuncia.


Desde hace décadas hombres y mujeres, sociedades y pueblos conscientes y justos en multitud de foros han advertido y denunciado el derrotero por el que se camina hacia el abismo suplicando por las reformas necesarias. Al principio negadas, obviadas por irrelevantes, y contestadas con injurias y violencia después. Hoy ante la obviedad incuestionable de su realidad y urgencia asumidas con cinismo para controlar la gestión de las reformas. Cambiar algo para que nada cambie, para poder seguir igual. Un gobierno del mundo tiránico que cree ser envidiado por todos y alardea de haber “evitado el abismo”, la muerte del sistema capitalista, desconociendo que este debe y tiene que morir para permitir el renacer de la verdadera sociedad democrática del saber integral y universal, la llegada del reino del amor y la solidaridad.


5.- Conclusión.


Por tanto, nosotros miembros del Comité Permanente organizador de este Foro Social Temático Español de Espiritualidades y Éticas para otro mundo mejor posible, sin más autoridad que la rectitud de nuestras intenciones y confiando en el Poder transformador del Amor, damos voz a la ciudadanía civil, a la humanidad, haciendo público la presente declaración: La humanidad tiene el derecho y el deber de abolir las formas de organización económica, social y políticas actuales que provocan invariablemente una larga serie de abusos y usurpaciones dirigidas a someterla a un despotismo absoluto; es un derecho y un deber derrocar este gobierno de las cosas y proveer nuevas salvaguardas para la biodiversidad, las libertades y la futura felicidad y seguridad de toda la humanidad.


La humanidad en nosotros se declara absuelta de toda obligación de fidelidad a principios y valores que sustentan al actual sistema capitalista, llamando a toda la humanidad a sublevarse y rebelarse pacíficamente contra ellos.


II .En defensa de la Madre Tierra y contra la mercantilización de la Vida.


Grito de rebeldía


Convocatoria a la movilización de la población andaluza el 12 de Octubre 2009


1. Ante la crisis sistémica y civilizatoria que padecemos el IX Foro Social Mundial 2009 (FSM) nos ha convocado desde Belén do Pará (Brasil) a la movilización mundial del 12 de Octubre en Defensa de la Madre Tierra y contra la mercantilización de la Vida. Y hemos decidido acudir porque la historia de la humanidad, lejos de haber concluido, se está construyendo en estos días. Porque nos enfrentamos a importantes amenazas globales: cambio climático, muerte por hambre masiva, migraciones multitudinarias, agotamiento del petróleo, crisis financiera internacional y enfrentamiento entre culturas.


Hoy más que nunca tenemos que manifestar nuestra confianza, creencia y fe en la humanidad, en su capacidad para regenerarse, repensarse y reorganizarse. Ha llegado el momento de cambios substanciales, radicales y profundos. Ha llegado el momento de transitar hacia otro mundo mejor posible en beneficio de la totalidad de la humanidad y la biosfera sustentado en una ciudadanía libre con sólidos valores éticos de co-responsabilidad y solidaridad para avanzar hacia una verdadera Democracia de la Tierra, en donde se preserven los derechos de la naturaleza, la humanidad y las personas individuales.


2. Los poderes que han provocado la actual crisis, mantienen sus atributos y en vez de reconocer sus errores y el daño que han provocado a la humanidad y a la Vida en la Tierra, están desafiantes buscando la recuperación y mantenimiento del capitalismo en unas instituciones globales corruptas y antidemocráticas, al servicio de intereses privados minoritarios e ilegítimos y carentes de todo control social y político.


3. La humanidad tiene el derecho y el deber de abolir las formas de organización económica, social y políticas cuando estas provocan invariablemente una larga serie de abusos y usurpaciones dirigidas a someter al pueblo a un despotismo absoluto; es un derecho y un deber derrocar este gobierno de las cosas y proveer de nuevas salvaguardas para la biodiversidad, las libertades y la futura felicidad y seguridad de toda la humanidad. En la actualidad el sistema capitalista se ha mundializado. Hoy ya está claro que hay dos intereses contrapuestos: el interés del capital por mantener las condiciones de su reproducción ampliada, aumentar su crecimiento mercantilizando todos los aspectos de la vida y sustrayéndose de todo tipo de control democrático; y los intereses de la humanidad por preservar las condiciones de supervivencia y sostenibilidad de la propia especie humana en nuestro planeta, y alcanzar los mayores grados de dignidad y desarrollo humano a través de la participación y profundización democrática.


4. Hoy nos quieren justificar que el sector financiero estrangule a la economía productiva y que las necesidades sociales y ambientales queden supeditadas a un crecimiento del PIB que carece de sentido común y de valores éticos. Los capitalistas, aquellos que poseen o gestionan la riqueza y el capital, condenan a millones de personas: a muerte por hambre o falta de agua, a la ignorancia, a la enfermedad y al desamparo, cuando disponen de recursos suficientes para evitarlo, demostrando su incapacidad para practicar la fraternidad, su incompatibilidad con la dignidad de los seres humanos.


5. La alternativa real de salida a la crisis, para el Buen Vivir de toda la humanidad, debe recuperar e impregnarse de perspectiva ética. Nuestros objetivos son: reducir la desigualdad y polarización social, distribuyendo la riqueza; producir bienes duraderos; liberarnos de la dependencia de los escasos combustibles fósiles desarrollando energías alternativas renovables y relocalizando la economía, conseguir la soberanía alimentaría de los pueblos solucionando el hambre y la pobreza extrema; eliminar la especulación financiera sobre bienes alimentarios, energéticos y monetarios, aumentando la estabilidad financiera y la satisfacción de las necesidades de la humanidad; y profundizar la democracia en todos los ámbitos implicando a la sociedad civil en el diseño, implantación y evaluación de las políticas públicas.


6. Es necesario humanizar la política, uniendo la razón lógica con las creencias profundas de las emociones y los afectos. Promover la educación integral del ser humano con criterio propio como fundamento de la verdadera democracia. Es necesario desarrollar el espíritu de una ciudadanía universal con conciencia de pertenencia a una única humanidad fruto y parte de la Vida en este planeta, nuestra Madre Tierra.


7. Para ello, es imprescindible que el conjunto de la ciudadanía actuemos en coherencia con nuestra ética personal y social en la vida cotidiana. Para el gran cambio que pide a gritos la humanidad se necesita, sobre todo, capital humano y espiritual, como recientemente nos ha recordado el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Miguel d´Escoto en la Asamblea del G-192. Necesitamos capital humano y social que aporte fraternidad, cooperación, solidaridad, amorización, justicia económica y ecológica, compasión y capacidad de vivir alegremente con todas las diferencias, en la misma casa común: la grande y generosa Madre Tierra.


Las organizaciones abajo firmantes llamamos a toda la población andaluza a pronunciarse por el cambio de valores sociales hegemónicos y la transición hacia un mundo mejor posible, caracterizado por la justicia social y ecológica, participando y asistiendo a la manifestación unitaria de Andalucía el 12 de octubre, en Sevilla a las 12.30 desde el Pabellón de Portugal en el Prado de San Sebastián, en el Día de Acción Global Mundial convocado por la asamblea de los pueblos en el último Foro Social Mundial y lanzando un claro GRITO DE REBELDÍA y nuestra DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA del sistema capitalista, y de cualquier otro sistema, que dañe a la Madre Tierra, amenace con el fin a la humanidad cosificándola y a la propia existencia de la Vida.

¿Hasta dónde llegar?


Con la celebración del Foro Social Español y la aprobación de estos dos documentos programáticos, una corriente de vida se ha puesto en marcha. ¿Hasta dónde será posible llegar? Sólo el tiempo y la creación de una conciencia planetaria solidaria lo pueden decir. Lo que sí es importante es la convergencia de religiones y movimientos sociales por la justicia hacia unos objetivos comunes.


Leandro Sequeiros es paleontólogo y profesor de filosofía. Colaborador de la Cátedra CTR. Fernando Moreno Bernal, es miembro de ATTAC.





1. Publicado por mvr1981



La vida del planeta no esta en peligro... Solo los humanos. ¿Cuando lo van a entender?...
¿Cuando van a entender los humanos que Gaia no depende, no es dependiente, de nuestras decisiones?...


2. Publicado por Beatriz Basenji
Ninguna duda. Otro mundo de paz, justicia y solidaridad es posible. El quebranto del capitalismo se está produciendo fundamentalmente por la falta de valores éticos y morales. Quienes desencadenaron la actual crisis en los Estados Unidos, a partir de sus operatorias en la Bolsa de Valores de New York, lo hicieron en base a una codicia extrema donde todos los actores parecieron ponerse de acuerdo para causar lo que causaron. Cuando en la década de los 90 se comenzó a hablar del Mundo Globalizado, y algunos gurús de la Economía salieron a comunicar de que se trataba, alguien luego de analizar esas nuevas alternativas me dijo:"Esto va a terminar en CERO. Porque mientras las economías vayan en auge todo irá bien, pero cuando se suscite una depresión esto se caerá y los arrastrará a todos”. Tal como ha sucedido.

Todas estas ideas - mal que les pese.-salieron de algunos economistas de Harvard. (Que casualidad!)
Es posible que lo hayan hecho adrede. También es posible que muchos de los bancos que se declararon en quiebra, no lo estuvieran en realidad, sino que sus administradores dibujaron los balances para tales operatorias. Si ellos obraron con el consentimiento de los accionistas principales de dichos bancos o nó, tal vez nunca lo sabremos. Pero lo que sí tenemos presente es los millones de personas que HOY CARECEN DE TRABAJO, que han quedado fuera de las fuentes laborales y la restauración de tales fuentes quizás suceda, quizás nó. Algunos países de América Latina ya sufrieron este tipo de crisis, como es el caso de Argentina. Entonces - luego del 2001 - cientos de miles de personas tuvieron que dejar de lado sus profesiones y comenzar de nuevo. (Por ejemplo, una maestra jardinera se inscribió en cursos rápidos de enfermería, y hoy es una Instrumentista calificada con también excelente remuneración.)


Si tenemos una verdadera voluntad para poner en acción, primero tenemos que estar muy seguros de lo que vamos a emprender. Y entre esos puntos en común sobre los cuales seguramente todos estaremos de acuerdo es tener presente que todo cuanto nuestros ojos ven, va a quedar acá en la Tierra. No nos llevaremos al Mas Allá más que las satisfacciones que nos brinda nuestra propia conciencia.
http://lasalsamadre.blogspot.com


3. Publicado por Alejandro Sánchez


Si esta es una Web con libertad de expresión, las aclaraciones de que Tendencias21 no se identifica con los grupos de espiritualidad crítica a la modernidad y al capitalismo no son necesarias. O de lo contrario también se debería aclarar lo mismo para artículos sobre el judaísmo sionista (eminentemente político y reaccionario concretamente) o la de la tecnología aplicada a sistemas de opresión (dudosos algoritmos detectores de supuestas redes terroristas) La neutralidad no existe, ni a nivel neurológico y hoy por hoy, con la física cuántica, ni siquiera en las matemáticas hay neutralidad. Sí lo que puede haber es universalidad a partir de enfoques (sesgos) abiertos a la crítica y a modificaciones sistémicas posteriores. Por eso la observación a la introducción que hace el editor de Tendencias21 al articulo. Como dijo Leonardo Boff, más allá de que seamos o no partidarios del eco socialismo, lo social y lo ecológico hoy más que nunca tienen una importancia relevante. O le damos lugar importante a las nuevas ideas que parten de la crítica concreta al sistema vigente, o nos hundimos en el Apocalipsis de este sistema decadente sin salida alguna desde su misma base medular: El afán de lucro fundado en el egocentrismo (individualismo) como filosofía de vida y cosmovisión (ya estaba presente en la teología tradicional, absolutamente machista y egoísta por tanto, con esa imagen de un Dios militar y bien macho rey, ¿o porqué cuesta tanto imaginar a la Diosa?)
http://altermediareflexiones.blogia.com


4. Publicado por Richard P.
Esta erróneo (no mal).solo necesitan pensar mas sobre esto, el camino hacia el Bien es erróneo igual que el camino del mal, no soy un dios pero cualquier persona q sepa meditar puede aprender sin libro alguno, sobre las leyes naturales de la tierra (naturaleza).
Lo que se necesita en este mundo es parecido a la paz. Evolucion
http://www.tendencias21.net/Otro-mundo-de-paz,-justicia-y-solidaridad-es-posible_a3963.html


5. Publicado por Carlos d Quaglia
"Seamos realistas, pidamos lo imposible", corearon los muchachos/as en 1968. Esta sabia expresión no quedó allí ni como una mera expresión. 41 años después, comenzando el 2 de octubre y terminando el 2 de enero de 2010, fue realizada la Marcha Mundial por la Paz y la No-violencia, impulsada por el Humanismo Internacionalista. Se pidió y se exigió lo imposible: Desmantelamiento de todos los arsenales nucleares, retirada inmediata de las tropas invasoras de los territorios ocupados, disminución progresiva del armamento convencional y renuncia de los estados a la guerra como medio de resolver conflictos.


Esta Marcha Mundial movilizó a muchos miles de personas en su paso por los 5 continentes, sin esperar que por eso las potencias nucleares e invasoras cumplieran estas exigencias de los pueblos. Sin embargo, creó algo de conciencia sobre el desastre que vaticina el armamento nuclear y la violencia en cualquiera de sus manifestaciones: Física, económica, racial, o religiosa. Podrá ser imposible la paz y la no violencia como resultado inmediato de esta Marcha, pero si duda que se inscribe en un proceso que nos llevará hacia una Nación Humana Universal, múltiple en su diversidad, pero con un principio común: Nada por encima del ser humano, ni un ser humano por encima de otros.

No comments: