Sunday, March 11, 2012

No estoy preparado psicológicamente para volver a clases (Síndrome del Paro Eterno)
• Por Jeff Mellard.

• Si me dijeran, así como cuando te invitan a salir (de un momento a otro): “Hey, prepárate, se acabaron las movilizaciones, se solucionó el conflicto, el lunes de vuelta a clases” sinceramente no sabría qué hacer.
• Después de casi cuatro meses -tiempo en que ya olvidé lo que era ir a clases, hacer un trabajo, dar un prueba- movilizado por una causa más que justa esto es un auténtico balde de agua fría. Más aún tras poner mi inteligencia y dedicación en comprender como nos han estafado, asistiendo a asambleas, difundiendo información, manifestándome en marchas.
• Está bien, sé que hay gente que lleva casi los mismos cuatro meses esperando con ansias esa noticia, pero la mayoría no está preparada psicológicamente para escucharla.
• Es lo que los expertos llaman “El síndrome del paro eterno”.
• Quizás a muchos les parezca raro, extravagante, freak, qué sé yo, pero es cierto: cuando se lleva tanto tiempo en condición de paro (o “en toma”) la mente empieza a asimilar la realidad y transformarla en unas vacaciones eternas (y etéreas).
• Así, poco a poco, uno empieza inconscientemente a asimilar tal condición como verdadera. Acá es donde empiezan los problemas, porque empiezas a actuar como si estuvieras en las mejores vacaciones: el “carrete” a mitad de semana, trastornos del sueño, noches de películas y/o series, la lectura de novelas en las tardes, ocio por todos lados y a todas horas.
• Es así que en este estado mental, recibir la noticia ya antes propuesta sería desequilibrar completamente la idea de realidad que se había creado.
• Imagínense: automáticamente vendrían a la mente ideas y recuerdos tales como “Clases hasta febrero”, “millones de pruebas y trabajos en tiempos récord”, “trasnoches horribles de estudio”, “meses de claustro en casa”, “navidad y año nuevo estudiando” (¡Sí, estudiando!), y así podría seguir con una larga lista de tormentos (de tan sólo escribirlos me dio escalofríos) sería como caer de un duodécimo piso una y otra vez (condenados igual que Prometeo).
• Todo esto puede ser un golpe del que quizás muchos no nos recuperemos…
• Ahora, en lo personal, y después de analizar la situación (al escribir este texto me puse a analizarlo) creo que desempolvaré todos esos libros gigantes y aquellos cuadernos olvidados, releeré el altar de las fotocopias, y al igual que un deportista, empezaré con una rutina diaria (sólo que de estudio) para que el balde sea de agua tibia por lo menos.
• PD: No crean en el párrafo anterior, la verdad seguiré creyendo en la eternidad y cuando me entere de aquella noticia (tal como una profecía se hace realidad) correré en círculos alrededor de mi habitación, tal cual como si fuera el fin del mundo.
El goce de la lectura en un país neoliberal:
¿una batalla perdida?



Fuente: http://www.luchalibro.cl/2012/  
Sabemos que los niveles de lectura en Chile son impresentables y que cualquier campaña del Gobierno por fomentarla -y naturalmente, sin escuchar a nadie calificado- está destinada al fracaso (y a la burla). Le preguntamos al escritor CARLOS LABBE que opina del asunto. Y nos quedó claro: cuando a Pinochet le hablaban de cultura, sacaba a los tecnócratas a la calle.

La verdad es que no estoy seguro de que el acto de leer en sí mismo sea positivo para crear un mejor entorno y una convivencia benigna para el sujeto capitalista a-moderno, como somos la gran mayoría de los chilenos. No da lo mismo lo que se lea, no hay que engañarse con el acto de leer como la panacea para los graves problemas de educación y convivencia que hay en Santiago y algunos otros lugares de Chile. Si la cultura de la lectura fuera cotidiana y popular en Chile, eso no nos libraría de los conflictos que tienen ahora mismo otras sociedades donde sí hay costumbre letrada masiva como Argentina, Colombia, México o Francia.



Porque, ¿qué se saca con hacer que todos lean y mucho, si lo que leen son revistas que crean odio hacia lo diferente -revistas deportivas, de farándula y de sátira política-, novelas que predican el escapismo como ética diaria -los best sellers- y diarios que ensalzan la plutocracia y las redes oligárquicas como sistemas cerrados de vida contra la meritocracia?
Hay que pensar bien qué es lo que necesita el país como cultura masiva. Por ejemplo, hay que revisar la última política cultural exitosa en el país promovida desde el Estado: cuando los ministros de Pinochet decidieron a mitad de los setenta que había que meter a los chilenos en sus casas apenas terminara la jornada de trabajo para evitar confrontaciones armadas por la obvia violencia política que estaban ejerciendo, invirtieron muchísimos recursos -plata, estrategias, alianzas de poder- y levantaron la televisión pública como el medio más eficaz de control masivo.
Hasta hoy dura esa política de control cultural, y el resultado es que la vida en las ciudades y en el campo ocurre en los interiores de las casas, no en los espacios públicos, al aire libre, en la naturaleza -que es quizá a lo que nuestro país más debe aproximarse ahora como experiencia con un sentido. Quizá lo que pasó el año pasado con el movimiento estudiantil y los indignados sea un indicador de un cambio en esto desde la voluntad asociativa de la gente, en vez de las instituciones. Ojalá.
La cultura letrada, entonces, para que tenga algún tipo de masificación y un efecto feliz en Chile debe ser llevada a la calle, al campo, a los paisajes abiertos, a la playa, a la montaña, a la plaza, a la vereda, a la mesas de café al aire libre, a bibliotecas a cielo abierto, a los parques y los patios. Para eso, lo primero, es despojar a los libros de su aura de validación cultural -su antigua aura aspiracional- y hacer de la lectura un acto seductor y revolucionario, algo parecido al uso cotidiano que desarrollan los estudiantes universitarios de humanidades con sus fotocopias de libros. Ahí está el punto: los libros tienen que ser más como una fotocopia universitaria -baratos, precarios, rayables, descartables y vivos- que como un objeto de mesa para casa pituca.
¿Si te dieran la tarea de crear un plan nacional de incentivo a la lectura, cuáles serían tus principales medidas?
• Primero: convocar a libreros, bibliotecarios, editores, fotocopiadores, profesores, periodistas y piratas para plantearles la necesidad de hacer del libro un medio de seducción y no un objeto aspiracional o un lujo. Plantearles que es necesario usar la lectura como política de vida pública al aire libre que contrarreste la política de vida pública encerrada pinochetista que todavía nos rige.
• Escuchar las ideas de estos actores activos e integrar aquellas que tengan sentido para este plan.
• Hacer que todos los integrantes de esta comisión preliminar lean La ciudad letrada, de Ángel Rama, para que todos entendamos la profundidad histórica del problema.
• Hacer un mapa de grupos sociales -bibliotecas de todo tipo, juntas de vecinos, centros de madres, clubes deportivos, clubes sociales, librerías, instituciones de beneficencia, escuelas, iglesias, colegios, universidades- para hacer con ellos un trabajo no publicitario ni nacional desde un centro, sino un trabajo masivo descentralizado, específico, lugar por lugar, creativo y no globalizante, que tenga la estructura de una red social pero dirigido por los principios ideológicos de hacer una cultura al aire libre, de vida pública, ya expuestos.
• Eliminar los fondos concursables y crear un fondo público tipo ventanilla abierta para financiar impresiones a las editoriales. En fin. [LL] 
Maravillas del neoliberalismo:
el 84% de los chilenos no ENTIENDE NADA DE LO QUE LEE



• ¿Ciencia ficción?
• La perturbadora cifra -que viene a confirmar otros estudios- forma parte de los resultados que arroja el Estudio de Comportamiento Lector, iniciativa impulsada por el Consejo de la Cultura, a través del Plan de Fomento a la Lectura Lee Chile Lee y que fue ejecutado en todo el país por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.
• Acá reproducimos el comunicado (las negritas son nuestras):
• “El 84% de los chilenos no demuestra una comprensión adecuada de textos largos y complejos si el contenido no les resulta familiar. Los lectores entre 15 y 34 años tienen un nivel de comprensión lectora mejor que los de 35 a 65 años”.
• Estos son algunos de los resultados dados a conocer en el marco del Seminario “Hacia una sociedad lectora” y que corresponden a la Prueba de Comprensión Lectora aplicada a 1.217 personas a lo largo del país.
• La iniciativa fue impulsada por el equipo del Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee del Consejo de la Cultura y las Artes y desarrollada por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, institución que se adjudicó un proceso de licitación pública para efectuar la investigación.
• El estudio tuvo tres versiones según el grupo etario: 9 a 11 años, 12 a 14 años y 15 a 65 años. Esto en el contexto del Estudio de Comportamiento Lector que además de la Prueba, incluyó una encuesta a las mismas personas y un estudio posterior que cruza la información obtenida para ahondar en la influencia de los índices de lectura en el desarrollo económico y social del país.
• “Independiente de los que digan los indicadores económicos, un país que no lee es un país pobre; los ciudadanos con bajos niveles de educación tienen menos oportunidades y herramientas para alterar su propio destino”, señaló el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.
• “Esta es la visión frente a la Lectura que recogemos como Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. A través nuestra participación en el Plan Nacional de Fomento a la Lectura, asumimos un rol activo para impulsar investigaciones que aporten y exploren los diferentes campos de acción a los que se deben orientar las iniciativas de promoción de la lectura”, agregó.
• ¿Cuál es el diagnóstico?
• “Para cumplir con los objetivos del estudio fueron diseñadas dos versiones de Encuesta de Comportamiento Lector, diferenciadas por el grupo etario al que se encuentran dirigidas: 9 a 14 años y 15 a 65 años. Ambas versiones de instrumentos se encuentran compuestas por dos cuestionarios: Individual y Hogar” como explicó Lorena Rivera, investigadora del Centro de Microdatos.
• “Los datos arrojan que del total de los encuestados, un 11% se considera como no lector mientras que el 38% poco lector, un 32% lector moderado, un 16% un lector frecuente y sólo un 3% se define como un lector muy frecuente”, dijo Rivera.
• Los entrevistados que se declaran a sí mismos como lectores frecuentes, leen más en todos los formatos que los no lectores, lo que determina que la auto percepción coincide con la frecuencia declarada.
• Los chilenos, en su tiempo libre, prefieren ver televisión (37%), escuchar radio (16%) o practicar deportes (9%), entre otras que resultan menos seleccionadas, como la lectura. Sólo un 6% de los chilenos la elige como primera preferencia de actividad en el tiempo libre.
• Ello se ratifica al comparar las horas destinadas a la lectura y a la televisión tanto en la semana como en el fin de semana. Las personas ven televisión de lunes a viernes casi el doble de horas que le dedican a la lectura (2,9 horas a la televisión, versus 1,6 a la lectura) y el fin de semana esta relación aumenta a más del doble (3 horas a la televisión en relación a 1,3 a la lectura).
• Según la encuesta, un 29% de las personas declara leer libros en formato impreso de manera frecuente, un 51% de manera ocasional, mientras un 20% se autodefine como no lector de libros. Los chilenos señalan leer 5,4 libros promedio al año, los que obtienen comprando en librerías (35%), pidiéndolo prestado a algún familiar (29%) o biblioteca (11%), entre otras maneras.
• La elección del libro pasa para una importante proporción de chilenos por la temática del libro (52%), seguido de recomendaciones de profesiones (16%) o amigos (13%), entre otras opciones.
• Un 41% de las personas declara leer el diario en formato impreso de manera frecuente, un 36% de manera ocasional, mientras un 24% se autodefine como no lector de diarios. Al consultar por la lectura digital, el diario resulta ser el leído más frecuentemente a través de este medio (32%), en comparación a los libros (12%) y revistas (8%). Adicionalmente se observa que el quinto quintil declara leer con mayor frecuencia diarios respecto de los otros quintiles.
• Respecto de la pregunta “¿Para qué leen los chilenos?”, el 44% declara leer únicamente por gusto u ocio, mientras que un 32% lo hace sólo por trabajo y/o estudio y un 24% lo hace por ambas alternativas.
• A medida que aumenta la edad también lo hace la cantidad de personas que declaran leer por gusto y ocio.
• ¿Qué se viene?
• A partir de los resultados obtenidos, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes tiene planificada la aplicación de la Encuesta de Comportamiento Lector cada dos años, de manera de identificar la evolución de los índices y prácticas lectoras y del cumplimiento de metas del Plan Nacional de Fomento a la Lectura Lee Chile Lee
• Muestra
• La muestra de este estudio es representativa a nivel nacional de la población entre 9 y 65 años de edad y está constituida por 1.217 personas, residentes en viviendas particulares de las 15 regiones del país, en áreas urbanas y rurales. Ellas fueron visitadas en sus hogares entre los meses de junio y agosto del año 2011, donde respondieron tanto la Encuesta de Comportamiento Lector como de la Prueba de Comprensión Lectora, en la versión correspondiente a la edad del encuestado seleccionado [LL] 
Escritores vs. esa oportunidad de negocios llamada EDUCACIÓN

Por Arolas Uribe
• Si no jugáramos a la objetividad y a la neutralidad, sería mucho más sencillo debatir y formarnos una opinión. Las ideas no son inocentes y todos tenemos un punto de vista. Por eso, ante todo, voy a sincerar el mío. Yo apoyo al movimiento estudiantil, por diversos motivos, entre los que se cuentan:
• a) Haber estudiado en una universidad pública, pero estar sumamente endeudada
• b) Padecer la formación escolar en un establecimiento particular subvencionado que sólo era una fábrica de desesperanza y,
• c) De rebelde: le hago el aguante a las reivindicaciones agitadas.
• “A través de la desobediencia es que se ha progresado, a través de la desobediencia y a través de la rebelión”
• Escribió Oscar Wilde. Estoy con él.
• El movimiento estudiantil chileno me ha calado, ya no como estudiante, sino como producto del pobre sistema educacional de este país. Soy una consecuencia con conciencia. Quizá por eso, en el último tiempo, se me han aparecido los tópicos educacionales en los libros. En una relectura de La Metamorfosis, de Franz Kafka, encontré a Gregorio Samsa soñando con enviar a su hermana menor al conservatorio de música, para que tuviera un mejor futuro. Lamentablemente, su cuerpo de bicho frustró esos planes.
• Como insecto, Samsa no puede trabajar, por lo que nadie en la familia puede costear el alto precio de que la chica estudie. Y ahí está, el dinero como freno de la “movilidad social” y como piedra de tope para que una mujer aumente su nivel cultural.
• Sin embargo, la esforzada hermana estudia de noche para poder lograr una promoción en su lugar de trabajo. La educación sigue siendo una llave a mejoras en la calidad de vida:
• “La madre, inclinada muy junto a la luz, cosía ropa blanca fina para una tienda, y la hermana, que se había colocado de dependienta, estudiaba por las noches taquigrafía y francés, a fin de lograr quizá con el tiempo un tiempo mejor que el actual”.
• A inicios del 1900, igual que ahora, la educación como catapulta, en un amplio sentido.
• Lo mismo encontré en Alicia En El País De Las Maravillas. Lewis Carroll enfrenta a Alicia con una tortuga de mentira, que mientras cuenta la historia de su vida arroja una enorme verdad: sin dinero, no puedes “comprar” educación. Sucede el siguiente diálogo:
• “-Pues era una escuela bien particular.
• -La mejor de todas.
• -¿Pretende decir que la mía no lo es?
• -No pretendo nada. Pero tú misma has reconocido que no aprendes a lavar y eso es muy necesario.
• Alicia estaba enfadada. Por eso, no sabiendo ya qué responder, prosiguió:
• -Pues no sé para qué necesitaba usted aprender a lavar, ya que si vivía en el mar no se ensuciaría mucho.
• -Yo no aprendí a lavar. No era lo suficientemente rica para seguir esos cursos complementarios.
• -¡Ah! Entonces, ¿me acusa a mí que no recibo una buena educación y ahora resulta que usted tampoco seguía los cursos suplementarios?
• -No, no los seguía”.
• Una mejor educación, según este diálogo y según Carroll, es aquella que entrega más herramientas. Parafraseando a Umberto Eco, es más culto el que maneja más códigos, más lenguajes, quien posea más herramientas de estudio. Con más ideas e instrumentos, nuestra capacidad de análisis es mayor, somos más críticos y nuestra inteligencia tiene más fichas con las que jugar.
• No obstante, hay quienes se quedan abajo de este engranaje del pensamiento, porque no pueden pagar esos cursos, porque no pueden solventar un colegio más caro, porque prefieren no estudiar en la universidad que endeudarse de por vida. ¿Qué hacen entonces? Se manifiestan, marchan, organizan movilizaciones, gritan de frustración.
• Pero aunque se han llenado las calles y se han sucedido muchas protestas, quienes estructuran el país y hacen las leyes -soportes que pueden cambiar nuestro contexto-, hacen caso omiso de las demandas. Tozudez y altanería que me recordaron un diálogo un tanto desesperanzador de Saramago, en el Ensayo Sobre La Lucidez:
• “Y ellos, Si son ciertas las informaciones que me han llegado a última hora, poco antes de venir aquí, están organizando una manifestación, Qué pretenden conseguir, las manifestaciones nunca han servido para nada, de otra manera nunca las autorizaríamos”.
• Es para la risa la frialdad, pero duele lo asertivo. Puedo imaginarme perfectamente a la clase política parafraseando esa cita, que se filtra en oraciones despectivas como “manga de inútiles subversivos”. José Saramago es un sabio, gran analítico, y sé que tuvo razones para escribir esas palabras. Y pese a que lo admiro –donde quiera que esté-, cómo quisiera, en este caso, que su buena pluma y su gran intelecto estuvieran equivocados. [LL]
La Cosmología Biológica:

Los multiversos como concepto inédito del Origen de la Vida…

1. Introducción
2. ¿Por qué?
3. Esta lección es, acerca de la Cosmología Biológica
4. El valor relativo de la existencia de los multiversos
5. ¿Por qué no nos contentamos con saber que existimos y nada más?
6. Orígenes inorgánicos de la vida orgánica
7. Lo, hasta ahora, conocido
8. ¿ADN o ARN?:
9. El ADN (ácido desoxirribonucleico)
10. El ARN
11. En resumen
12. Bibliografía


‘La Física es como el sexo: seguro tiene una utilidad práctica, pero no es por eso que lo hacemos.’
(Richard Feynman)
‘Cada célula viva, aún la bacteria más simple, reboza con artefactos moleculares que despertarían la envidia en cualquier nanotecnólogo’.
FEFL en El Origen de la Vida en la Tierra


Introducción
Una cierta mañana, hace cientos de miles de años, un hombre y la mujer con quien entonces compartiera su existencia en el período paleolítico; despertándose en la alborada, se preguntaron, entre ellos --- después del temor causado por la erupción de una montaña remota, la noche anterior --- ¿Por qué estamos aquí, por qué somos tan vulnerables, y por qué no podemos explicar los fenómenos que nos rodean, o anticipar lo que nos aguarda en el futuro?

¿Por qué?

Por supuesto, basados en lo que hoy conocemos, ese diálogo nunca pudo haber tenido lugar por muchas razones.
Lo importante es que nuestro género ha estado por siempre en busca de la solución de los enigmas que rodean nuestra inexplicable existencia en este mundo indescifrable.
Entre nuestras deliberaciones más recientes, el mes de septiembre del 2011, se publicó un artículo acerca de la síntesis de la vida inorgánica, lo que, sin duda --- aunque aparezca como un oxímoron, o paradoja --- dará nacimiento a una nueva rama del conocimiento: La Biología Inorgánica. (Para leer más: http://www.physorg.com/news/2011-09-scientists-inorganic-life.html ).
Esta ponencia es acerca de nuevas vistas y nuevos horizontes en el cambiante mundo de las ciencias.
Para evitar penetrar en campos controversiales, es necesario admitir que la vida --- como concepto --- es casi imposible definir. Y que, como los substratos morfológicos de los seres vivos son inorgánicos, que, por ende, toda vida --- del modo como la conocemos --- es de origen inorgánico.
Esta lección, es una reevaluación de previas ponencias, aspirando a lograr una síntesis final de nuevos conceptos en la cosmología biológica, disciplina, la cual, como las neurociencias, nos inspira a seguir nue-vos derroteros investigativos cada día que pasa.  
Demócrito

Esta lección es, acerca de la Cosmología Biológica
La que, como hacen las ciencias del comportamiento, intenta construir un puente de entendimiento, con otras disciplinas, para explicar y desarrollar la noción de que el universo, y nosotros, como parte intrínseca del mismo, somos estructuralmente indivisibles.
Nosotros, no solo pertenecemos al infinito, sino que, asimismo somos parte constituyentes del mismo.
En otras palabras, que somos polvo cósmico.
Constituimos parte de un arcano que nos deja perplejos cuando tratamos de sondear su significado y sus orígenes.
En el principio…
En el siglo V AEC, el filósofo griego Demócrito presagió que toda materia estaba constituida de átomos minúsculos e indivisibles que venían en varias formas y consistencias. Algunos duros y otros blandos, algunos suaves y otros espinosos.
Igualmente sucede con las partícula quark de Murray Gell-Mann, dotadas de ‘sabores’.


Sus pronósticos siendo acertados
En el siglo XIX los científicos descubrieron que las propiedades físicas de los átomos se repetían periódi-camente, creando una Tabla Periódica, para reflejar este hecho, aunque el origen de esos patrones perma-necería un misterio.
Tuvo que esperarse hasta el siglo XX hasta que los científicos reconocieran que las propiedades de un átomo estaban determinadas por el número y localización de sus electrones, las partículas subatómicas que orbitan su núcleo.

Hoy sabemos, que todos los átomos más pesados que el helio, fueron, en el principio, creados en los crisoles termonucleares de las estrellas.

La historia de la ciencia, actualmente, puede ser concebida como si fuera una refundición de la explicación de fenómenos que pueden ser entendidos en términos de sus principios y causas fundamentales.
Entre los ya entendidos, y totalmente explicados, están: El color azul del cielo, las órbitas de los planetas, el ángulo de la estela de un bote surcando un lago, los patrones hexagonales de los copos de nieve, el peso de una ave en vuelo, la temperatura del agua hirviendo, el tamaño de las gotas de lluvia, la forma circular del sol, entre cientos de otros.


Todos esos fenómenos y muchos más han sido expuestos como consecuencias necesarias de las leyes fundamentales de la Naturaleza.
Leyes, que fueran descubiertas por seres humanos.
Estas tendencias tradicionales e históricas, puede que estén llegando a su punto final.
Eventos dramáticos provenientes de hallazgos cosmológicos y del pensamiento científico han estimulado a que algunos de los más prestigiosos físicos propongan que nuestro universo es solo uno entre muchos en existencia, con tremendas propiedades variadas y diferentes, y que, algunos de los aspectos básicos de nuestro propio infinito son simples accidentes, resultados del albur cósmico.
En cuyo caso, no existe esperanza alguna de algún día, poder explicar, las características de nuestro éter en términos de causas y efectos. 
Giordano Bruno
Enorme tarea
En el siglo XVI, el astrónomo Giordano Bruno (1548-1600) fue sacrificado en las piras de la Inquisición por haberse adelantado a los astrofísicos de hoy.


Para leer más: http://www.monografias.com/trabajos89/cosmogonia-al-servicio-del-equilibrio-emocional/cosmogonia-al-servicio-del-equilibrio-emocional.shtml .
Si otros universos existen, tal vez sería imposible decir cuán distante entre ellos, éstos pueden estar, o, y --- si, de veras --- éstos existen simultáneamente en la dimensión del tiempo, precisar dónde se encuentran, aunque el espacio entre ellos sea indeterminado.
De otros mundos existir, algunos pueden tener estrellas y galaxias como el nuestro. Otros pueden que sean irreconciliablemente distintos.
Algunos pueden ser finitos en sus dimensiones, mientras que otros pueden ser infinitos.
Los físicos denominan la suma total de los universos posibles, como el ‘multiverso’.
Lo que conduce a Steven Weinberg (ganador del Premio Nobel de la Física) a expresar lo siguiente:
‘En este mismo instante hemos llegado a una bifurcación histórica en el camino que transitamos para entender las leyes de la Naturaleza.
‘Si la idea del multiverso es correcta, el tenor de las físicas fundamentales cambiará radicalmente’.
De todos los científicos, los más afectados por la analogía de la ‘bifurcación en el camino’, propuesta por Weinberg, serían los físicos teóricos.


Veamos la razón
La física teórica, es la más profunda y la más depurada de todas las ramas de la ciencia.
Es la vanguardia de la sabiduría más cercana a la filosofía y a la religión.
Los científicos experimentales se ocupan a la observación y medidas del cosmos, determinando lo que existe, no importa cuán extraño parezca.
Los físicos teóricos, por su parte, no se contentan con observar el universo. Ellos quieren saber el por qué de todas las cosas.
Ellos persiguen la explicación de las propiedades del cosmos en términos de unos cuantos principios y parámetros fundamentales.
Esos principios fundamentales, a su vez, conducen a las ‘leyes de la Naturaleza’, que gobiernan el compor-tamiento de toda la materia y de toda la energía. 
Multiverso

Un ejemplo de un principio fundamental en física, que fuera propuesto por Galileo en el 1632 y avanzado por Einstein en el 1905, es el siguiente:
Todos los observadores viajando a una velocidad constante, relativa entre ellos, deben de observar leyes idénticas de la Naturaleza.
De este principio, Einstein derivó su teoría especial de la relatividad. (Para leer más: http://www.monografias.com/trabajos47/teologia-relatividad/teologia-relatividad.shtml)
Un ejemplo de un parámetro fundamental es la masa de un electrón, considerado una, de aproximadamente una docena, de ‘partículas elementares’ en la Naturaleza.
En lo que a los físicos respecta, mientras menos principios fundamentales y parámetros, mejor para ellos.
La esperanza, y creencia, en esta manera de pensar, ha sido siempre, que un solo universo es todo lo que es posible, como si fuese un rompecabezas con una sola solución. 
Hasta muy recientemente, todos los físicos estudiaban ese único universo que ‘existe’ --- como siendo el nuestro --- en el cual todo puede ser calculado, previsto y entendido.

Sin embargo, dos teorías en la física: la inflación eterna y la teoría de cuerdas, sugieren que los mismos principios fundamentales de donde derivan las leyes naturales pueden llevarnos a muchos universos dife-rentes y consistentes entre ellos mismos, aunque posean muchas propiedades distintas.
Evidentemente, las leyes fundamentales de la Naturaleza, no se detienen en aceptar la noción de que existe un solo universo, sino que consideran la posibilidad de que existan vastos números de universos, y que nosotros vivimos en uno que fuera accidental.
Prosigamos
En los años 1970’-1980’s se creía que los físicos habían determinado con precisión tres de las cuatro fuer-zas fundamentales de la Naturaleza:
La potencia nuclear fuerte, que une los núcleos atómicos; la débil, que es responsable por algunas formas de desintegración radioactiva; y la fuerza electromagnética que existe entre partículas cargadas eléctrica-mente.
Entonces, se contemplaba el prospecto de coligar la teoría conocida como la física cuántica con la teoría de Einstein de la cuarta fuerza --- la gravedad --- consolidándolas en lo que los físicos llamaron La Teoría de Todo, o la Teoría Final.
Por ahora, el optimismo inicial se ha desvanecido, para la pesadumbre generalizada de los físicos.


El valor relativo de la existencia de los multiversos


Esta idea, puede servir para explicar un aspecto de nuestro universo que ha aguijoneado el interés de de-terminados científicos por muchos años:
De acuerdo a ciertos cálculos, si los valores de algunos de los parámetros fundamentales de nuestro uni-verso fueran ligeramente mayores o ligeramente menores, la vida nunca pudo haber surgido.
Por ejemplo, si la fuerza nuclear fuera unos pocos valores de porciento superiores de lo que actualmente es, entonces, todos los átomos de hidrógeno en el universo naciente se hubiesen fundido entre sí para for-mar helio, sin dejar ningún átomo de hidrógeno libre.
No hidrógeno, significa, no agua.
Aunque no sepamos con certeza cuáles son todas las condiciones necesarias para dar origen a la vida co-mo la conocemos, todos los científicos concurren en que el agua es factor imprescindible.
Por la otra parte, si la fuerza nuclear fuera sustancialmente más débil de lo que, actualmente, es, entonces, los átomos complejos, necesarios para la subsistencia, no lograrían mantenerse unidos. 
Electrón

Otro ejemplo. Si la relación entre las fuerzas de la gravitación y electromagnéticas no fueran tan precisas como lo son, el cosmos no contendría estrellas que explotan y despiden sustancias químicas en el espacio, que soportan la vida, u otras estrellas, que forman los planetas.
Ambas formas de estos astros, constituyen elementos esenciales para permitir la emergencia de la vida, como la entendemos.
Es como, si estos valores hubiesen sido ajustados exquisitamente para permitir el desarrollo del elán vital.
Fue el reconocimiento de este delicado ajuste que inspiró al físico británico, Brandon Carter, a articular su famoso Principio Antrópico, que reza que el universo posee los parámetros que posee, porque nosotros estamos aquí para poder observarlos.
En efecto, el principio antrópico en su forma más básica se puede considerar casi un lugar común ya que indica que cualquier teoría sobre la naturaleza del universo debe permitir nuestra existencia como seres humanos y entes biológicos, basados en el carbono, en este momento y lugar concretos del universo. 
Diseño inteligente

Que el universo surgió para permitir la vida.
En otras palabras, ‘si un árbol cayó al suelo en una foresta, y nadie lo escuchó, ¿hizo algún ruido?’
Entonces, nos preguntamos, ¿por qué razón debería el hombre ‘preocuparse’ acerca de la existencia de la vida, si ésta se considera inmanente?
Nadie, que yo conozca, se ‘preocupa’ por la existencia del sol o la de la luna.
¿Por qué no nos contentamos con saber que existimos y nada más?
Una respuesta adecuada sería la que propone la existencia de un diseño o designio inteligente, o quizás ambos, lo que todo lo resuelve.
A través de nuestra historia reciente, teólogos, filósofos y, algunos científicos, han usado la noción del principio del ‘ajuste de precisión’ acompañada por el principio antrópico, como evidencia tangible de la existencia de un Dios creador.
Por ejemplo, en una conferencia reciente de Cristianos Eruditos en la Universidad de Pepperdine, en Ma-libú, California, Francis Collins, prominente genético y director del prestigioso Instituto Nacional de la Salud estadounidense (NIH), expresó lo siguiente: ‘Para que nuestro universo, con tantos potenciales disruptivos contra la emergencia de cualquier forma de vida, permitiera que ésta surgiera, todos los factores requerirían una posibilidad extrema de precisión. Entonces, es cuando se puede apreciar las manos de un Creador que estableció los parámetros para que así sucediera…’
Sin embargo, el designio, o diseño inteligente, es una respuesta al ajuste de precisión que no satisface a la mayoría de los científicos.
La noción del multiverso, por su parte, ofrece otra alternativa, ya que es posible que existan algunos univer-sos capaces de propiciar la emergencia de la vida, como sucediera en el mismo en que vivimos.
El ajuste de precisión ofrece una solución al rompecabezas que no requiere la presencia de un Diseñador o la benevolencia de un Creador. 
Energía oscura

El ejemplo más elocuente del ajuste de precisión, es la detección de la llamada energía obscura.
Hace unos veinte años que, por medio del uso de telescopios robóticos en Arizona, Hawái y en Chile, los astrónomos descubrieron que la expansión del universo se está acelerando y sigue ganando momento.
Los científicos han designado la fuerza responsable por este fenómeno de anti-gravedad, la energía oscura, que se mantiene oculta en algún lugar en el espacio vacío.
Así, es como ellos piensan.
Esta energía oscura, se postula que representa tres cuartas partes de la fuerza total del cosmos.
La energía oscura, puede estar asociada con --- la potencia, hasta ahora inobservada, conocida como el Bosón de Higgs (o la Partícula de Dios) --- la que, a menudo, se invoca para explicar la razón por la cual ciertas formas de materia poseen masa.
En algo, en que todos los científicos concurren, es en que si en nuestro universo la cantidad de energía oscura fuera solo levemente diferente, la vida nunca pudo haber surgido.
Un poco más, y el universo nunca pudo haberse equilibrado dentro de sí mismo para formar estrellas y co-mo resultado poder formar los átomos engendrados por las mismas. 

Y, un poco menos, y el universo se hubiera desacelerado tan rápidamente que hubiera re-colapsado antes de haber logrado formar, aun los más simples de los átomos.

Lo que filosóficamente resulta en la realización de que somos un universo accidental, y de que, aunque, aquí estamos para demostrarlo. Lo que aún no sabemos son dos cosas:


Por qué y cómo estamos aquí.
Confrontados con estas cuestiones desconcertantes, el concepto del multiverso es persuasivo, porque: explica el ajuste de precisión, concuerda con la nueva teoría de la inflación eterna, con la teoría de las cuer-das, y con todas las nuevas concepciones teóricas de las físicas.
Hasta ahora, eso es…
Para el propósito de esta lección, es de importancia recalcar que ninguna de las nuevas teorías conocidas posee el soporte experimental de las conjeturas que las precedieron, y que todas pueden terminar siendo falsas.
Así que los teóricos pueden dejarnos en la situación de creer en lo que no se puede ni ver ni es posible demostrar.
En otros trabajos ya hemos comentado en el hecho de que la física moderna se asemeja mucho a la reli-gión.
Lo que no nos resulta extraño, ya que los teólogos, tanto como los físicos --- como ya hemos visto --- están acostumbrados a basar gran parte de sus creencias en la fe.
Los científicos, nunca se acostumbrarán --- dicen ellos --- al uso de la fe, aunque es lo que hacen gran parte del tiempo.
Todo lo que podemos esperar es que algún día produciremos otras predicciones acerca de la existencia de los multiversos y que las podremos confirmar para que cesen siendo meras conjeturas. 
Célula viviente

Hasta entonces, fe, ilusión, y especulación --- en las ciencias físicas --- son parte del ateísmo como religión agnóstica.
Prosigamos, entonces, con la segunda parte de esta ponencia.


Orígenes inorgánicos de la vida orgánica
Todas las células de los organismos vivos contienen ribosomas, que son pequeñas estructuras distribuidas por todo el citoplasma y que también se encuentran concentradas en ciertos lugares en particular, como en el retículo endoplásmico rugoso, y dentro de los cloroplastos y las mitocondrias.
En los ribosomas es donde tiene lugar uno de los pasos más importantes de la fabricación de proteínas en el interior de la célula. Por ello se dice frecuentemente que los ribosomas son las fábricas de proteínas celulares.
Esta sección es acerca de descubrimientos muy recientes en la síntesis dentro del laboratorio del ácido ribonucleico (ARN) que arrojan nuevas posibilidades a la dilucidación de los orígenes de la vida en nuestro planeta.


La dolce vita
Mucho se ha escrito y mucho material existe que cubre un sujeto tan importante como es el origen de la vida en el único planeta donde, su presencia, se ha constatado.
Hasta hace muy poco tiempo se creía que la emergencia de organismos vivos en nuestro mundo fue resul-tado de una combinación de factores fortuitos que aparecieron en el cosmos, porque iban a aparecer, a pe-sar de que los chances de que éstos sucedieran, se consideraban que fueran casi imposibles.
Es como si tratáramos de situarnos en la mente de Stephen Weinberg cuando este científico escribiera su famoso libro The First three minutes: A Modern View of the Origins of the Universe.
Big bang


Veamos lo que este investigador, a quien nos refiriéramos en párrafos anteriores, nos dice, pero, asimismo, ha llegado el momento de saber quién es.
Stephen Weinberg recibió su doctorado en la física teórica de la Universidad de Harvard y enseñó por varias décadas en la Universidad de Texas.
En el 1979 recibió el Premio Nobel en Física, habiendo colaborado, durante su carrera, con Richard Feyn-man y con muchos otros de los científicos más destacados en este campo del intelecto.
Weinberg ganó el Premio Nobel en Física junto con Abdus Salam y Sheldon Lee Glashow por combinar el electromagnetismo y la fuerza nu¬clear débil en el ‘Modelo electrodébil’.
Su excelente contribución a la popularización de la ciencia, divulgado bajo el título The First Three Minutes, es un libro extraordinario en el mundo de la astronomía y de la astrofísica, porque, a pesar de haber sido publicado hace más de treinta años, aún permanece como uno de los clásicos que cubren la supuesta ‘his-toria’ del universo.
La narración nos traslada, en una jornada retrospectiva, y exhilarante, hasta la Época de Plank (10^-43 se-gundos luego del Big Bang). Asimismo el autor revisa como asuntos de importancia, la relevancia de la Te-oría de la Relatividad (predictiva de la fuerza del Big Bang), el desplazamiento al rojo de la Ley de Hubble (manifestación de que el universo se está expandiendo), así como la existencia del Trasfondo de Microon-das Cósmicas que en el universo existe. Conocimiento, este último, que fuese contribuido en el 1960 por Ralph Wilson y Arno Penzas.

Lo, hasta ahora, conocido
Creemos saber, cómo se originó el universo, y por ende, creemos saber cómo se originó, a su vez, el planeta Tierra.
Lo que no sabemos, con certidumbre, es cómo se originó la vida en este mundo, aunque muchas hipótesis abundan en este respecto. Algunas que son científicas, otras que pretenden serlo, y otras que ni tan siquie-ra aspiran a serlo.
En mi contribución a esta materia, titulada, El principio antrópico como fulcro, una especie de ‘explicación’ se avanza, la que aquí reproducimos para iluminar a quienes deseen consultarlo: 
La Creación del hombre

‘El origen de la vida
‘Según las teorías actualmente aceptadas, hace unos 17.000 millones de años, el universo comienza con el Big-Bang, la explosión primordial –una singularidad, una fluctuación cuántica del espacio-tiempo, como la llaman, que se produjo cuando toda la materia estaba concentrada en un solo punto. La temperatura y la densidad eran inconmensurables. Inicialmente se formaron sólo átomos de hidrógeno y helio. Los efectos de la explosión, según esta teoría, son detectables aún hoy mientras el universo continúa expandiéndose. En tanto, mientras la temperatura disminuía y la materia se compactaba, se formaron nubes de gas bajo la acción creciente de la fuerza de gravedad hasta alcanzar densidades de una magnitud tal capaz de producir la fusión de los núcleos atómicos. Se formaron así las primeras estrellas en un sorprendente equilibrio entre la fuerza de gravedad implosiva y la energía nuclear explosiva liberada por la fusión. Además de energía, la fusión determinó la constitución de todos los demás núcleos atómicos, entre los cuales se hallarían los núcle-os de carbono. El ciclo de estas estrellas de primera generación terminó cuando se consumió todo el combustible nuclear y la fuerza de gravedad se impuso, haciéndolas colapsar y provocando su explosión final. Los átomos que se habían producido en el crisol estelar se diseminaron y comenzó un nuevo ciclo, con otras estrellas, entre ellas nuestro Sol, y alrededor de las estrellas, planetas, entre ellos nuestra Tierra.’ (Para seguir leyendo: http://www.monografias.com/trabajos48/principio-antropico/principio-antropico.shtml ).
Dentro de la estructura de la citada ponencia se describen en detalle las varias hipótesis que, conjuntamen-te, tratan de explicar el origen de la vida por medio de accidentes fortuitos donde la presencia del carbono representa ser el elemento esencial.
Hasta muy recientemente, se había supuesto que los conocimientos que estaban ya a nuestra disposición habían logrado resolver este misterio de los misterios.
Pero no es así, como adelante tendremos la oportunidad de apreciar.
Como parece ser lo acostumbrado con las ciencias genéticas todo lo ‘conocido’ está siempre sujeto a revi-sión y cambio. 
¿Qué vino primero?

¿ADN o ARN?:
Es el acertijo, del huevo y la gallina que menciono, en mi artículo Música, Evolución y Destino… donde ex-preso lo siguiente:
‘El acertijo mismo proviene de la vernácula: ¿qué vino primero: el huevo o la gallina? Ya que las gallinas ponen huevos y de ellos provienen las gallinas --- que, a su vez, ponen los huevos. Créanlo, o no. Una ino-cente locución circular, llena de ambigüedades, como antes dijéramos, condujo a los filósofos antiguos a debatir el cómo se originaron la vida y el universo.’
¿Quién, entonces, nos explica los orígenes de la vida? ¿Los filósofos, los neurocientíficos, los teólogos, los ateístas, los genéticos, los psiquiatras, los psicoanalistas, los políticos, los adictos o los químicos?
Quizás, todos a su mejor manera, pueden lograrlo… 
Pero, para proseguir con esta tesis es necesario repetir, que, de entre todos los candidatos mencionados, los científicos, poseen las mejores de las credenciales que, hasta ahora, existen para lograr este propósito --- aunque todavía, muchos expresan que el origen de toda la vida está contenido en Génesis 1:26-1:27, veamos, entonces, cómo este pasaje bíblico nos dice que sucediera:

‘1:26 Y dijo Dios: ‘Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra’.
‘1:27 Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, varón y mujer los creó.’
Allá ellos, diría Weinberg, ateo consumado, cuya frase más famosa consiste en:
‘La religión es un insulto a la dignidad humana. Con o sin religión siempre habrá buena gente haciendo cosas buenas, y mala gente haciendo cosas malas. Pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta la religión…’
Volviendo al terreno de lo científico, basado en todos nuestros conocimientos actuales, podemos considerar algo nuevo.
Veamos
Para poder explicar el origen de la vida, los científicos deben de analizar, en detalle, los elementos que la componen.
Los tres ingredientes más importantes para estos fines son el ADN, el ARN y las proteínas.


El ADN - ácido desoxirribonucleico
Casi toda la materia viviente usa el ADN para codificar su información genética. La única excepción notable a esta regla son los virus, los que usan una versión de simple cadena del ADN, conocida como el ARN.
El resto de los seres vivientes, asimismo poseen ARN en sus células, pero éste desempeña otras funciones.
Algunas moléculas ARN son copias de genes que nuestras células usan como plantillas para construir pro-teínas. Otras pueden silenciar genes; mientras que otras, actúan como sensores, o asisten en la producción de diferentes aminoácidos. Este tipo de evidencia ha conducido a un número de investigadores a argumen-tar que la vida, como es para nosotros conocida --- con ADN, ARN, y proteínas --- comenzó simplemente con el ARN.
En un mundo, así constituido, llamado el ‘Mundo ARN’. El ARN, actuaría como ADN (almacenando informa-ción genética), y proteínas (llevando a cabo reacciones químicas), participando, asimismo, en la construc-ción de nuevas moléculas de ARN. 
Caldo primordial



Esta hipótesis es muy ambiciosa y, definitivamente no muy simple de someter a prueba.
Nadie aún ha descubierto ningún organismo viviente basado en la estructura del ARN, así que, si en alguna época anterior el Mundo ARN existió, sus habitantes deben de haber sido llevados a su extinción final cuando algunos de ellos dieron nacimiento a un mundo basado en el ADN.
Pero, todavía nos queda una pregunta de la mayor importancia por contestar: ¿De dónde provino el ARN que, en el principio, existiera?
Una posibilidad para ello sería que los elementos básicos existentes en una Tierra sin vida, reaccionaron entre ellos para engendrar el ARN.


¿Pero cuándo, cómo y dónde?
Por varias décadas algunos científicos han estudiado la química de ciertos ingredientes posibles --- como son el cianuro y el formaldehido --- para determinar si ellos podrían combinarse y constituir las primeras moléculas biológicas.
Los esfuerzos que se han hecho han resultado en un verdadera ordalía que, en cierta manera, los investi-gadores se han auto-impuesto.
Porque ellos tratarían de lograr sus propósitos utilizando los métodos obvios, para tratar de espolear a una Naturaleza impasible.
Así fue como se efectuara el clásico Experimento de Miller-Urey
Experimento de Miller-Urey
El experimento de Miller-Urey representa la primera demostración de que se pueden formar espontánea-mente moléculas orgánicas a partir de sustancias inorgánicas simples, en condiciones de laboratorio ade-cuadas. 
Miller Urey



En 1953 Stanley L. Miller (1930-2007), un estudiante de doctorado de la Universidad de Chicago propuso a su director Harold Urey, realizar un experimento para contrastar la hipótesis de Aleksandr Oparin y JBS Hal-dane según la cual en las condiciones de la Tierra primitiva se habían producido reacciones químicas que condujeron a la formación de compuestos orgánicos a partir de inorgánicos, que posteriormente originaron las primeras formas de vida.
Urey pensaba que los resultados no serían concluyentes pero finalmente aceptó la propuesta de Miller.
Entre ambos diseñaron un aparato en el que simularon algunas condiciones de la atmósfera de la Tierra primitiva. El experimento consistió, básicamente, en someter una mezcla de metano, amoníaco, hidrógeno y agua a descargas eléctricas de 60.000 voltios. Este intento dio como resultado la formación de una serie de moléculas orgánicas, entre la que destacan ácido acético, ADP-Glucosa, y los aminoácidos glicina, alanina, ácido glutámico y ácido aspártico (presente en el ARN), usados por las células como los pilares básicos para sintetizar sus proteínas.
El experimento fue clave para comprobar la ‘Teoría del Caldo Primordial’ para el origen de la vida 
Panspermia

Diseño del experimento
En el experimento se introdujo la mezcla gaseosa, mientras el agua se mantenía en ebullición y posterior-mente se realizaba la condensación. Las sustancias se mantenían en movimiento a través del dispositivo mientras dos electrodos producían descargas eléctricas continuas en otro recipiente.
Después que la mezcla había circulado a través del instrumento, por medio de una llave se extraían mues-tras para analizarlas. En éstas se encontraron, como se ha mencionado, varios aminoácidos, un carbohidra-to y algunos otros compuestos orgánicos.
El ensayo realizado por Miller y Urey indicó que la síntesis de compuestos orgánicos, como los aminoáci-dos, fue simple en la Tierra primitiva. Otros investigadores –-- siguiendo este procedimiento y variando el tipo y las cantidades de las sustancias que reaccionan --- han producido algunos componentes simples de los ácidos nucleicos y ATP (adenosín trifosfato).
Esta experiencia abrió una nueva rama de la biología, la exobiología. Desde entonces, los nuevos conoci-mientos sobre el ADN y el ARN, el descubrimiento de condiciones prebióticas en otros planetas y el anuncio de posibles fósiles bacterianos encontrados en meteoritos provenientes de Marte, han renovado la cuestión del origen de la vida. Como asimismo lo hicieran otros de estos accidentes cósmicos, como veremos. 
Ribonucleótido


En el año 1969 el meteorito Murchison se desplomó de los cielos cayendo en Australia. Subsecuentemen-te, éste fue estudiado exhaustivamente por los cerebros científicos de ese continente quienes detectaron la evidencia de actividades biológicas, incluyendo la existencia de docenas de aminoácidos y aún la presencia de organismos unicelulares fosilizados. Estos encuentros dan apoyo a la llamada Hipótesis de la Panspermia, la cual mantiene que vida en otros planetas pudo haber sido el resultado de la ‘siembra’ interplanetaria de microorganismos viajando en meteoritos fuera de las órbitas de los cuerpos celestiales de donde se originaran.
Prosigamos


El ARN
El ARN posee su propio alfabeto molecular, conteniendo cuatro letras distintas que pueden ser combinadas en una variedad de cadenas.
Cada letra se conoce como un ribonucleótido. Éste consiste de dos partes.
Una parte permite al ribonucleótido unirse a los otros ribonucleótidos en cualquiera de sus lados para formar una columna o espina.
El ARN está constituido por fosfato y un azúcar llamado ribosa. La otra parte es la base nitrogenada que existe en cuatro formas diferentes y que codifica información genética.
Entonces, parecería obvio que, si de veras, el ARN apareció muy temprano en el principio de la vida de nuestro planeta, que sus dos partes constituyentes debieron de haber surgido primero.
Los científicos han descubierto que, indudablemente, bases nitrogenadas pueden ser formadas por moléculas prebióticas, como así mismo puede suceder con la columna ribosa-fosfato.
Pero, cuando llega el momento de fusionar los dos componentes, los investigadores siempre se tropiezan con un callejón sin salidas.
Aparentemente, como estas moléculas no se atraen entre sí, los científicos fueron obligados a reflexionar que posiblemente la vida no comenzaría con el ARN, sino con alguna otra molécula que ya no se encuentra en ningún lugar del universo.
Pero el pensamiento evolucionaría. 
Citidina



Más tarde, el ARN reemplazó esta molécula misteriosa, y aún más adelante el ADN y las proteínas hicieron lo mismo.
Pero, aparentemente, John Sutherland de la Universidad de Manchester decidió que sería prematuro descartar la posibilidad de que la vida se originó con el ARN.
El científico empezó a investigar otras posibilidades, desde la química prebiótica, hasta la más lógica, el ARN.
El mes de mayo del 2009 en la revista científica Nature ellos reportan que habían encontrado la solución para este problema.
En su artículo, los investigadores suministran un esquema que sirve como un mapa de caminos que resume los hallazgos.
Sutherland y sus colegas comenzaron con el uso de los mismos ingredientes acostumbrados, pero ‘cocina-ron’ una receta diferente.
En vez de tratar de construir las dos partes independientemente, los científicos, en su lugar, construyeron una simple molécula que incorporaba progresivamente más y más de los componentes que constituían las dos partes emplazadas.
Para lograr sus fines, ellos se limitaron a hacer cuatro reacciones, las que funcionarían eficientemente, para lograr obtener uno de cuatro nucleótidos conocido como citidina.
Al final de este proceso, los científicos ‘atacaron’ la mezcla con radiación ultravioleta --- algo que sería fácil de obtener en la atmósfera de la Tierra prebiótica ---- sin protección alguna por la capa de ozono.
Filtrando algunos de los productos derivados e indeseados lograron convertir partes de la citidina en exis-tencia en otra unidad del ARN, conocida como el uracil.
Hasta ahora, solamente dos de los componentes del ARN se han sintetizado, pero este hallazgo se consi-dera como paso gigantesco hacia la solución de un problema rancio que ha abrumado la ciencia por mu-chos años.
Antes de concluir esta ponencia, es oportuno dedicar unas líneas a otra teoría, la de la panspermia descrita en otras de mis ponencias. 
Panspermia
En el año 1969 el meteorito Murchison se desplomó de los cielos cayendo en Australia. Subsecuentemente, éste fue estudiado exhaustivamente por los cerebros científicos de ese continente quienes detectaron la evidencia de actividades biológicas, incluyendo la existencia de docenas de aminoácidos y aún la presencia de organismos unicelulares fosilizados. Estos encuentros dan apoyo a la llamada Hipótesis de la Panspermia; la cual mantiene que vida en otros planetas pudo haber sido el resultado de la ‘siembra’ interplanetaria, de microorganismos viajando en meteoritos fuera de las órbitas de los cuerpos celestiales de donde se originaran.

La Panspermia
Panspermia es la hipótesis que sugiere que las Bacterias o la esencia de la vida prevalecen diseminadas por todo el universo y que la vida comenzó en la Tierra gracias a la llegada de tales semillas a nuestro planeta. Estas ideas tienen su origen en algunas de las consideraciones del filósofo griego Anaxágoras. El término fue acuñado por el biólogo alemán Hermann Richter en 1865. Fue en 1908 cuando el químico sueco Svante August Arrhenius usó la palabra panspermia para explicar el comienzo de la vida en la Tierra. El astróno-mo Fred Hoyle también apoyó dicha hipótesis. No fue sino hasta 1903 cuando el químico —y ganador del Premio Nobel— Svante Arrhenius popularizó el concepto de la vida originándose en el espacio exterior.
http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Panspermie.svg
‘Desde antes de la época en que Lucrecius, renombrado poeta y filósofo romano (Ca. 99-95 AEC), subrayara en su obra cumbre De Rerum Natura [que]’el proceso de la creación debe de continuar [en otros mundos]’, otros filósofos, poetas, y teólogos habían escudriñado los cielos tratando de encontrar en los astros una respuesta a una pregunta de dimensiones aparentemente eternas: ¿Hay vida en otros lugares del Universo?’ FEFL en La Cosmogonía al Servicio del Equilibrio Emocional del Ser Humano. 
Ícaro por Jacob Peter Gowy


Como una hipótesis plausible para la introducción de la vida en los planetas y en los exoplanetas, ésta to-davía se considera muy poco plausible, aunque dentro de nuestra misma Tierra, hemos descubierto formas de vida, que no se adaptan de ninguna manera a las que consideramos dependientes del balance de la pre-sencia del oxígeno y de la temperatura ambiental.
Aquí me refiero a los extremófilos.
Un extremófilo (de extremo y la palabra griega filiía=afecto, amor, es decir ‘amante de -condiciones- extre-mas’) es un microorganismo que vive en condiciones extremas, entendiéndose por tales aquellas que son muy diferentes a las que viven la mayoría de las formas de vida en la Tierra.
Hasta hace poco tiempo se pensaba que en los lugares donde crecen los extremófilos era imposible que hubiera vida. Por ejemplo, en las aguas enormemente ácidas del río Tinto; muchas pertenecen al dominio Archaea.
Las enzimas que poseen los extremófilos (apodadas extremo enzimas) son funcionales cuando otras no lo son.
(Para seguir leyendo: http://www.monografias.com/trabajos88/oscuridad-que-engorda/oscuridad-que-engorda.shtml).


En resumen
En mayo del año 2009 se postuló que se haya logrado la síntesis en el laboratorio de dos de las sustancias que constituyen el ARN. Con ello muchos creen que se ha aclarado sustancialmente el enigma de cómo la vida se originara en un universo prebiótico, inorgánico y ‘hostil’ para el desarrollo de la vida. 
Asteroide de Murchison


Este es un logro de importancia singular ya que abre el sendero para lograr --- quizás, algún día --- hacer la síntesis de la vida en un laboratorio, replicando las condiciones que existieran en los tiempos prebióticos.
Todavía existen muchos puzles en espera de ser resueltos y muchos rompecabezas que se asociarían a su resolución, como es de ser anticipado.
Sólo esperemos que los dioses del Olimpo no se muestren celosos, como antes han hecho, en narraciones mitológicas, derritiendo las alas de nuestros Ícaros humanos pertenecientes al mundo de la ciencia.
Fin de la presentación


Bibliografía
• Weinberg, S: (1977) The First Three Minutes: A Modern View of the Origin of the Universe (Basic Books)
• Larocca, FEF: El Origen de la Vida en la Tierra en monografías.com
• Larocca, FEF: La Cosmogonía al Servicio del Equilibrio Emocional del Ser Humano en monograf-ías.com
• Powner, M: (2009) Synthesis of activated pyrimidine ribonucleotides in prebiotically plausible condi-tions in Nature 459, 239-242
• Szostak, J: (2009) Origins of life: Systems chemistry on early Earth in Nature 459, 171-172
• Larocca, F: (2007) El Principio Antrópico como fulcro en monografías.com
• Larocca, F: (2007) En la búsqueda de Dios: Contemplando el Infinito Vacío… Contemplando Nuestros Cerebros… en monografías.com
• Larocca, F: (2007) La teología de la relatividad en psikis.cl y en monografías.com
• Larocca, F: (2009) Música: Evolución y Destino… ‘Yo sé por qué, el pájaro, canta en su jaula…’ en monografías.com
• Larocca, FEF: La Entropía, la Obesidad y los Sistemas Estocásticos en monografías.com
• Larocca, FEF: En Búsqueda de Dios: Contemplando el Infinito Vacío, Contemplando Nuestros Ce-rebros en monografías.com
• Larocca, FEF: Descubriendo la estructura molecular del ADN: Una guía para el neófito en psikis.cl y en monografías.com
• Larocca, FEF: La Farsa Universal: La Teoría del DNA/RNA en monografís.com


Autor:
Dr. Félix E. F. Larocca
f.larocca@codetel.net.do