Saturday, April 21, 2012

Oscuro Presente: estamos ante la sexta extinción masiva de las especies



Un proceso de extinción de la biosfera que pondrá fin a miles de especies se ha iniciado en la Tierra, según declaró el presidente de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza, Ashok Khosla.

“Somos testigos de la sexta extinción masiva en la Tierra desde el momento de la aparición de la vida en el planeta. La anterior conllevó la desaparición de los dinosaurios”, afirmó el científico a los medios en una rueda de prensa que se celebró en Moscú.



Actualmente unas 19.600 especies de animales y plantas, un tercio de todos los que habitan la Tierra, están en peligro de extinción. En los últimos 20 años se ha duplicado la cantidad de especies que pueden desaparecer para siempre de nuestro planeta.
Así, Khosla señaló que para 2050 la humanidad puede quedarse sin recursos pesqueros. El especialista destacó que cada día en el planeta se talan o se queman 50.000 hectáreas de bosques. Alrededor de 20.000 hectáreas de tierras agrícolas se convierten en desiertos o son destruidas por la erosión. Unas 60.000 toneladas de CO2 envenenan la atmósfera a diario.
La elevación del nivel oceánico mundial, uno de los efectos del calentamiento global, puede hacer que en los próximos 100 años desaparezcan varios estados insulares del mapa mundi.
Si el hombre no deja de destruir a la Tierra, que se lo da todo, dentro de unos decenios puede verse viviendo en un desierto o simplemente dejar de existir, según advierten algunos científicos.
Fuente: RT News


Científicos solicitan ley que penalice el consumo de azúcar


Recientemente científicos de la Universidad de California han pedido regulaciones para el azúcar, tales como gravar con impuestos todos los alimentos y bebidas que incluyen azúcar; la prohibición de venta en o cerca de las escuelas y la fijación de límites de edad para permitir su venta. 
Cabe recordar que en los últimos 50 años, el consumo de azúcar se ha triplicado en el mundo entero, lo cual ha contribuido a la epidemia de obesidad observada mundialmente. Actualmente en el mundo hay más personas obesas que desnutridas, según datos de la Organización Mundial de la Salud.



El azúcar puede incrementar la presión arterial y el colesterol; eleva el riesgo de padecer insuficiencia hepática, obesidad, enfermedades cardiacas y diabetes. De hecho, el azúcar es tan tóxico, que su consumo debe ser regulado por los gobiernos del mundo, de la misma forma que ocurre con el alcohol, afirman estos científicos de la Universidad de California, en un artículo publicado por la revista Nature.
Los investigadores proponen regulaciones tales como gravar todos los alimentos y bebidas que incluyen azúcar; la prohibición de venta en o cerca de las escuelas; así como la fijación de límites de edad para permitir su venta.
Parte del argumento se enfoca en que dicha sustancia es añadida a muchos alimentos y suma hasta 500 calorías diarias a la dieta común, causando trastornos metabólicos los cuales terminan en enfermedades crónicas que causan la muerte prematura de muchos.
Robert H. Lustig, Laura A. Schmidt y Claire D. Brindis, firman este material donde se advierte que si bien “mucha gente piensa que la obesidad es la causa que subyace” a las enfermedades no transmisibles (cáncer, diabetes, patologías cardiovasculares), se trata simplemente de “un marcador de la disfunción metabólica, que es mucho más frecuente”.
Aunque el tabaco, el alcohol o el consumo de grasas influyen en la aparición de estas alteraciones metabólicas, el artículo de Nature advierte que los azúcares añadidos son pieza fundamental en la epidemia de alteraciones metabólicas que existe en el mundo: el 80 por ciento de las personas obesas las sufren y también el 40 por ciento de quienes tienen un peso normal.
El trabajo de estos científicos remarca que el azúcar cuenta con las mismas características que el alcohol y el tabaco ya que está disponible en todas partes, es difícil de evitar, es muy toxica, e impacta negativamente la sociedad.
Fuente: eConsulta.


Estudio científico demuestra que el 95% de la humanidad actúan como borregos

Científicos de la Universidad de Leeds han realizado investigaciones que demuestran la tendencia de muchos a actuar como ovejas, sin darse cuenta siguen a la multitud como si no tuvieran una mente racional. Aunque esta tendencia puede tener sus usos en algunas situaciones, tales como la planificación del flujo de peatones en áreas muy concurridas, no inspira mucha esperanza para la humanidad. 
El estudio demostró que se necesita una minoría de apenas 5 por ciento para influir en la dirección de la multitud – y que el otro 95 por ciento sigue sin siquiera darse cuenta de lo que está pasando.

El profesor Krause, junto al estudiante de doctorado John Dyer, llevaron a cabo una serie de experimentos en los que un grupos de voluntarios caminaban al azar en un gran salón. Dentro del grupo, algunos recibieron instrucciones sobre dónde caminar. Los participantes no pudieron comunicarse con uno o influir intencionalmente a nadie.
Los resultados en todos los casos revelaron que las personas informadas fueron seguidas por otros dentro la multitud, formando una auto organización, una estructura como de serpiente (o rebaño de ovejas, escoja el que quiera).


Dijo el profesor Krause:
“Todos hemos estado en situaciones donde hemos sido arrastrados por una multitud,”
“Pero lo interesante de esta investigación es que nuestros participantes terminaron haciendo una decisión por consenso a pesar de que no se les estaba permitido hablar o realizar algún gesto el uno al otro. En la mayoría de los casos los participantes no se dieron cuenta que estaban siendo dirigidos por otros en lo absoluto.”
Miedosos. ¿Somos esos borregos que permitimos a unas pocas personas “informadas” guiarnos en todo sin siquiera saber lo que está sucediendo? Lamentablemente, eso tiene sentido. ¿Cuántos caen por fraudes de todo tipo debido a amigos o fuentes “bien informadas”, desde esquemas de pirámides a engaños religiosos y encubrimientos políticos. Parecemos creer casi cualquier cosa, o toleran ciegamente siempre que el mensaje sea entregado con la suficiente credibilidad social.
Fuente: Psychcentral

No comments: