Tuesday, October 09, 2012



La mitología escondida tras el calendario occidental actual

Como el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol no coincide con un número exacto de días de rotación de la Tierra alrededor de su eje, este calendario genera un error de desfase calculado en 26 segundos. 
El calendario Gregoriano fue introducido en Europa por el Papa Gregorio XIII en 1582, marcado el inicio de éste como el año uno por el nacimiento de Jesús. Nacimiento que entre los años 526 y 530 un monje rumano, Dionisio El Exiguo, basándose en la Biblia y aparentemente en otras fuentes, lo fechó el 25 de Diciembre (solsticio de invierno para el hemisferio norte) desde 753 años de la fundación de Roma.
Éste calendario mantenía el año en 365 días, pero se modificó la regla de los años bisiestos que, en el Juliano, eran siempre los múltiplos de 4. Es así que, para los años bisiestos, esta fórmula permitía eliminar 3 días cada 400 años. Así, cada 400 años sólo habían 97 bisiestos (365 + 97/400 = 365,2425 días) lo que hacía que se ajustara mejor al año Tropical, que es el que está más en armonía con las estaciones.
También se eliminaron 10 días de errores acumulados por el calendario Juliano desde el Concilio de Nicea (325 d. C.) pasando del jueves 4 de Octubre de 1582 al viernes 15 de Octubre del mismo año.
Las fórmulas para calcular la Pascua cristiana sufrieron también modificaciones.

El calendario Gregoriano fue introducido en Europa por el Papa Gregorio XIII en 1582.
Como el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol no coincide con un número exacto de días de rotación de la Tierra alrededor de su eje, este calendario genera un error de desfase calculado en 26 segundos de adelanto por año, eso implica ajustarlo cada 3.320 años, un día. Un problema adicional es que la Luna ejerce un efecto de retraso o desaceleración de la velocidad de rotación de la Tierra producto de la excentricidad de las mareas en tan largo período, por lo que se hace necesario de nuevos ajustes.
A pesar de los ajustes realizados, el calendario gregoriano tampoco alcanza perfección. Por ello, es que al parecer, existen múltiples propuestas y proyectos de reforma en espera de ser estudiados por la ONU, entre las que se encuentra el “Sincronario Maya” . 
Los nombres y el orden de los meses que se usan hoy en día provienen del calendario Juliano, el cual fue encargado por Julio Cesar a Sosígenes de Alejandría. A la muerte del estadista (44 d. C.) asumió Cesar Octavio llamado Augustus y
 fue él quien cambió el inicio del año, nombrando a Enero como el primer mes y Febrero como el segundo.

Enero
Del Latín Januarius. consagrado a Janus, dios de los portales y los inicios, custodio de las puertas; el que las abría y cerraba. Se representaba con dos caras que miran en sentidos opuestos, dando a entender que era protector de entradas y salidas, partidas y regresos.
Febrero
Del Latín Februarius, de februare, purificar; último mes del antiguo calendario romano, en el que tenían lugar las fiestas de purificación para la ciudad y sus habitantes.
Lo que señala el autor chileno Isidoro Loi en su libro “Que Dios se lo pague” (1998) en relación a este mes es que los sacerdotes de los cultos “paganos”, durante la procesión golpeaban a los que encontraban a su paso con unas correas de cuero, especialmente a las mujeres embarazadas en la creencia de que su parto sería más fácil. La idea de la purificación se une a la de una fecundación misteriosa.
Estas fiestas fueron suprimidas en el 494 por el Papa Gelasio I, estableciendo la fiesta de la purificación de la virgen María en el mismo mes.
Marzo
Del latín Martius, Marte, dios de la guerra; primer mes del año en el antiguo calendario romano. Mes en el que se iniciaban las campañas militares.
Abril
Del latín Aprilis, de aperire, abrir. Comienza a desarrollarse la vegetación: brotan los retoños y se abren las flores, es el inicio de la primavera en el hemisferio norte.
Mayo
Del latín Maius, destinado a honrar a los mayores, a los antepasados. Una fuente señala que su nombre deriva de la diosa romana Maia, diosa de la primavera y los cultivos.
Junio
Del latín Junios, Juno, diosa de la familia y de la unión legítima: presidía los matrimonios y las promesas de los mismos. Otros autores señalan que el origen del nombre proviene de la palabra latina “Iuniores” (jóvenes) por oposición a mayo.
Julio
Quinto mes en el antiguo calendario era quintilis, de quintus y estaba consagrado a Júpiter. El senado romano lo rebautizó el año 44 a. C. con el nombre de Julios, en honor a Gaius Julios Caesar (101 – 44 a. C) que había nacido precisamente en ese mes.
Agosto
Del latín Augustus, mes en honor del primer emperador romano, Gaius Julios Caesar Octavius, quien recibió el nombre de Augustus (consagrado por los augurios) que infunde respeto y veneración; digno de honor. Fue adoptado como título por los emperadores romanos.

Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre
Al implantar el calendario Juliano, iniciando el año en enero, los romanos conservaron el nombre de algunos meses, a pesar de que éstos ya no mantenían la antigua ubicación relativa. Así, september, del latín septem, siete, era el séptimo mes cuando el año comenzaba en marzo, por lo que quedó como noveno mes. De igual manera, October, de octo, ocho, se transformó en el décimo; november, de novel, nueve, el décimo primero; y december, de decem, diez, el décimo segundo.
Fueron los Visigodos los que introdujeron, en el decadente imperio romano, la costumbre de numerar los días. Ningún calendario romano contaba las semanas. Constantino en el 325 d. C. incorporó la semana de 7 días, comenzándola en domingo.
Fue el emperador Lucio Domicio Aureliano (214 -275 d. C.) el que realizó una reforma religiosa fortaleciendo la posición del dios Sol “Sol Invictus” como la principal divinidad del panteón romano. Aparentemente realizó esta reforma con la finalidad de unificar bajo un solo dios a todos los pueblos del imperio (un imperio – un dios – un líder). Una idea que tuvo su máxima expresión durante el Concilio de Nicea (325 d. C.) convocado por el emperador Constantino. Muchos siglos después en las tierras germánicas, Adolf Hitler Pölzl expresaba similar idea: un reino – un pueblo – un líder.
Como en los escritos de San Pablo y Lucas, se hace mención a Jesús como el nuevo Sol, entonces con la llegada oficial del cristianismo al imperio, se estableció que el domingo (Dies Solis) se llamara Dominus (día del Señor) a partir del latín. Sin embargo otras fuentes señalan que para lenguas como el catalán, castellano, francés e italiano, se tomó el nombre del griego Kyriaché, día de Kyrios, el Señor victorioso, es decir “resucitado” y que traducido al latín quedó como Dominica dies. Sin embargo para las lenguas alemanas, inglesas y escandinavas se mantiene vigente el sentido original: día del Sol; “Sonntag”; “Sunday”; Søndag (noruego y danés); Söndag (sueco) y Sunnuntai (finlandés).
Los días de la semana están vinculados a los distintos planetas.
Con la reforma de Aureliano y la posterior reforma de Constantino, se implementa definitivamente en el imperio la semana vinculada a los distintos planetas. Es así que Lunes se asocia a la Luna; Martes a Marte; Miércoles a Mercurio; Jueves a Júpiter; Viernes a Venus; Sábado a Saturno y Domingo al Sol. Esta forma se deriva originalmente del Sistema Ptolemaico (geocéntrico) que considera un orden “natural” (lo que se creía en esa época) para ordenar a los planetas. En astronomía clásica se consideraban al Sol y a la Luna como planetas. El orden sería así, considerando su cercanía a la Tierra y comenzando por el Sol (más cercano) – Luna – Marte – Mercurio – Júpiter – Venus – Saturno (más lejano). Este orden, originario de los Caldeos, tenía el propósito de marcar su distancia descendente desde la Tierra. Cuando estos siete planetas se ordenan de acuerdo con el promedio de la velocidad orbital, comenzando por Saturno, el planeta más lento y más lejano, se da la misma secuencia. Un orden físico muy razonable y, por cierto, un conocimiento sorprendente para los antiguos. ¿Quienes se lo transmitieron?
Si se colocan los días alrededor de una circunferencia y se unen en el orden mencionado, se obtiene la estrella de la alquimia, de siete puntas. Esto simboliza la influencia de los siete planetas o dioses en el flujo de la energía vital humana e incluso en la de la Tierra. Los siete planetas indican los “hornos del alma”, como los alquimistas llamaron a los siete centros energéticos principales en los humanos o también conocidos como chakras. Esta estrella alquímica de siete puntas era tan importante que los mismos Caballeros Templarios la grabaron por todo el territorio francés en sus castillos.
El calendario gregoriano es por el cual nos guiamos en la actualidad y fundamentalmente está regido por fiestas religiosas cristianas o conmemoración de batallas en cada país pero no incorpora los ciclos naturales que nos sincronizan con la Tierra, ni las energías solares y cósmicas. Por ejemplo deja fuera el ciclo lunar que es de 28 días en promedio. Es así, que el uso de un calendario sincronizador con el tiempo natural es una idea interesante que, correctamente empleado, nos ayudaría a vivir en mayor armonía interna, así como a generar un estado de mayor consciencia.




Astronautas: 
Los ET nos han visitado en los últimos 70 años.

Exploradores espaciales y militares estadounidenses revelan que el gobierno de su país no sólo sabe que existen los ovnis. También se habría aprovechado de la tecnología extraterrestre. 
Edgar Dean Mitchell no es un astronauta cualquiera. Como parte del proyecto Apolo, participó en la misión Apolo 14, siendo el sexto hombre en pisar la Luna. Tras retirarse de la Nasa en 1972, en 2008 aseguró en una entrevista que la NASA tuvo varios contactos con extraterrestres reales, los que supuestamente seguían el patrón arquetípico de ser “pequeños y con ojos y cabeza grandes”. “Nuestra tecnología ni siquiera se acerca a la suya, aunque no son hostiles. En caso de haberlo sido, nosotros ya habríamos desaparecido. Estos hechos han sido ocultados por nuestros gobiernos durante décadas, pero poco a poco esa información se ha ido filtrando”.
John Glenn es otro astronauta que también ha sorprendido por sus declaraciones. Tras ser el tercer estadounidense en volar al espacio, y el primero en orbitar sobre la tierra, dimitió de la NASA seis semanas después del asesinato del presidente John F. Kennedy, amigo personal suyo.
Edgar Dean Mitchell integrante de la misión Apolo 14 y sexto hombre en pisar la Luna es una de las personas que ha reconocido contactos con Ovnis.
El 28 de octubre de 1998, sin embargo, volvió al espacio y realizó su segundo vuelo espacial a bordo del transbordador espacial Discovery para estudiar los efectos del vuelo espacial en los ancianos. Cuatro años más tarde, durante un show televisado, dijo que “en aquellos gloriosos días… algunos nos preguntaban: ¿estaban solos allí arriba? Nunca hemos contestado la verdad, y sin embargo hemos visto muchas cosas allí, cosas muy extrañas. Y realmente no podíamos decir nada. Nuestros superiores temían mucho esto, temían algo parecido a la guerra de los mundos, y del pánico general en las calles. Por consiguiente, debíamos callarnos”.
Militares también admiten la existencia de alienígenas
No sólo los astronautas han decidido revelar estos secretos, sino que también varios ex militares han apoyado estos testimonios. El sargento Robert Dean, quien desarrolló gran parte de su carrera en la inteligencia militar en la OTAN, afirmó haber visto información clasificada en la cual se describían cuatro tipos diferentes de razas extraterrestres. “Los altos mandos dentro de la OTAN estaban muy preocupados porque algunos de los extraterrestres eran prácticamente iguales a nosotros, indistinguibles, y varios generales se volvieron algo paranoicos con la posibilidad de que algunos de los extraterrestres pudiesen caminar por los pasillos de la OTAN y el Pentágono, o incluso la Casa Blanca”, dijo.
El famoso Roswell
El Coronel Philip Corso, quien estuvo destinado en el Departamento de Investigación y Desarrollo de la Armada Americana, afirmó haber visto el cuerpo de un extraterrestre proveniente del famoso accidente de un ovni en Roswell, Nuevo México, en 1947. En su conocido libro “The Day After Roswell” (“El día después de Roswell”), Corso cuenta cómo lideró un programa clandestino para reinvertir tecnología extraterrestre rescatada del accidente en Roswell.
Así, se habrían desarrollado exitosamente múltiples proyectos para reinvertir esta tecnología e insertarla en empresas civiles americanas (IBM, Hughes Aircraft, Bell Labs y Dow Corning), patentándola como si éstas hubiesen sido las que desarrollaron los nuevos inventos. “El rápido desarrollo de la tecnología en los años 50, como la fibra óptica, los chips con circuitos integrados, equipamiento de visión nocturna, fibras super resistentes como el Kevlar, fueron el resultado de estos proyectos clandestinos sobre los ovnis”, admitió.



LA ECUACIÓN DE DRAKE: 
AGREGANDO UN FACTOR METI 
 El autor señala la importancia del envío de mensajes para ayudar a romper el Gran Silencio 
del Universo
Dr. ALEXANDER ZAITSEV
Rusia

METI (Mensajes a Inteligencias Extraterrestres) es una actividad que yo creo es un atributo inherente de las civilizaciones avanzadas. Para explicar la verdadera preponderancia de las civilizaciones comunicativas (es decir, aquellas que se dedican a METI), yo sugiero que introduzcamos un factor METI fm en la clásica Ecuación de Drake. En este caso, la Ecuación de Drake modificada toma la siguiente forma: 
N = R* x fp x ne x fl x fi x fc x fm x L
Donde: 
N = el número de civilizaciones potencialmente detectables en la galaxia Vía Láctea,
R* = el ritmo de formación de estrellas en la galaxia,
fp = la fracción de aquellas estrellas con sistemas planetarios,
ne = el número de planetas por sistema solar que son adecuados para la vida,
fl = la fracción de aquellos planetas donde la vida realmente aparece,
fi = la fracción de lugares con vida donde se desarrolla la inteligencia, 
fc = la fracción de planetas comunicativos (aquéllos en los cuales se desarrolla la tecnología de comunicaciones electromagnéticas ),
fm = la fracción de planetas comunicativos con clara y no paranoide conciencia planetaria (es decir, aquellos que emprenden una deliberada transmisión interestelar),
L = el “tiempo de vida” durante el cual tales civilizaciones transmiten señales detectables al espacio.

Permítasenos tratar de calcular fm. Ya que nosotros no adherimos a la posición antropocéntrica, deberemos proceder desde la suposición de que la conciencia de la Tierra no es esencialmente diferente que la de los otros. Entonces el factor METI fm debería ser bastante pequeño, aproximadamente 0.01. Este guarismo proviene del hecho de que nuestra civilización se ha dedicado a unos 100 pasados y presentes programas SETI (ver por ejemplo, Jill Tarter "Archive of SETI", SETI 2020 Roadmap, pp. 381-425), y sólo a un Programa METI (en Evpatoria Radar Telescope). Por otra parte, si suponemos que prevalece una tendencia aislacionista alrededor del Universo, semejante a la declarada en el reciente editorial "Active SETI Is Not Scientific Research", de Michael Michaud, y si nosotros estamos de acuerdo con sus razones, que podríamos decir que el factor METI fm sería mucho más pequeño que 0.01, quizás cerca de cero. Pero en ese caso, ¡N está también cerca de cero, y SETI no tiene ningún sentido! 
De esto se desprende la siguiente Paradoja SETI: “Nosotros y ellos debemos dedicarnos a SETI y METI, o bien no hacemos nada".
Es importante enfatizar que los pioneros de SETI se dieron cuenta de esta dicotomía, y han prestado atención a SETI y METI. Philip Morrison recuerda en "My Forty Years of SETI" que Giuseppe Cocconi vino a él en 1958 con una pregunta: " Nosotros ya hacemos haces de rayos gamma. ¿Por qué no los enviamos al espacio para ver si alguien allí puede detectarlos?" Frank Drake y Carl Sagan desarrollaron y actualizaron la placa del Pioneer, el mensaje de Arecibo, y el disco del Voyager. El Premio Nóbel Andrey Sakharov escribió en "Questionnaire CETI”, en 1971: " Quisiera hacer notar la importancia de diseñar y, sobre todo, llevar a cabo proyectos prácticos dirigidos a enviar señales. Ésta es la única manera de entender los sutiles problemas de los contactos. Aquí, como pasa siempre, los egoístas acaban fracasando." En JPL, Steven Ostro escribió en "Project Moonbeam: An Omnidirectional Radio Beacon for the Lunar Farside”, en 1989: "Podríamos concluir que es mejor dar que recibir, y que la guerra sobre el silencio debe comenzar en casa." 
De esta manera, el clásico Principio Antrópico Participativo “los observadores son necesarios para traer el Universo a la existencia”, propuesto por John Wheeler en 1983, adquiere fuerza adicional: “los remitentes son necesarios para traer la conciencia al Universo." 
En otras palabras, las señales inteligentes poco entrópicas de METI representan una participación consciente en la estructura observable del Universo. Solamente quienes ayudan en la superación del Gran Silencio merecen oír la voz del Cosmos. 
Descargo de responsabilidad: Las opiniones aquí expresadas son exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la posición de la Liga SETI, sus miembros, funcionarios, comité consultivo, donadores, o patrocinadores comerciales. 
EL AUTOR es Ingeniero y Astrónomo. Se desempeña como Jefe Científico del Instituto de Radio Ingeniería y Electrónica de la Academia de Ciencias de Rusia; dirige el equipo de mensajes interestelares del Yevpatoria (Evpatoria) Deep Space Center y es Coordinador Regional para Rusia de la Liga SETI.



LA PREHISTORIA HUMANA, ADN Y LENGUAJE
 La investigación genética podría dar indicios de la presencia de seres avanzados en el pasado remoto. 
PAUL VON WARD
EUA

El reconocimiento de la posibilidad de influencias de seres avanzados (SAs) en los asuntos humanos es cada vez mayor. La evidencia existe en los textos sagrados, tradiciones folklóricas, artefactos anómalos, informes de contactos/abducciones SAs, y comunicaciones interdimensionales. El copioso trabajo de Zecharia Sitchin se destaca entre los investigadores actuales. Su análisis de la información de las antiguas tablillas sumerias construye un caso casi inexpugnable para el fundamental impacto de los SAs en el desarrollo humano. Su descripción de la historia humana involucra la intervención genética en África y las civilizaciones fundadoras del Cercano Oriente. Si los sumerios fueron precisos, las contribuciones de los SAs han influido en la mayoría de la humanidad a través de la civilización Indoeuropea postdiluviana.

El renombrado genetista italiano Luigi Cavalli-Sforza dijo que de las dos herramientas básicas de la ciencia, experimentación y observación, sólo la última puede usarse para estudiar la historia. Nosotros sólo podemos observar datos sobre el pasado como éstos se hallan disponibles. Con la evidencia parcial, lo mejor que los investigadores pueden esperar son hechos que no refuten sus hipótesis.
Según Sitchin y otros, la Media Luna de las tierras fértiles de los SAs ayudó a los sobrevivientes humanos a restablecer la agricultura y las ciudades altamente desarrolladas alrededor de 11.500 años antes del presente. Los SAs según se dice controlaron la Mesopotamia, Egipto, y el Valle del Indo. Si esto es verdad, entonces los sitios agrícolas y urbanos habrían surgido allí casi de la noche a la mañana. La cultura habría florecido y se habría extendido desde esta región. Su gente habría estado delante de otros en conocimiento y tecnología.
¿La reciente investigación científica refuta la hipótesis histórica sumeria-SAs (H-S/SAs)? De las varias vías que están siendo exploradas, la investigación de ADN tiene una ventaja en el registro fósil; los genes siempre tienen antepasados aunque los fósiles no puedan tener descendientes. La comparación de patrones de ADN con las distribuciones del idioma, situaciones de campos específicos del conocimiento (como la matemática) o las instituciones culturales (como la realeza), y las prácticas religiosas podrían proporcionar evidencia potencial que refuta la hipótesis. Sin embargo, las revisiones preliminares revelan un apoyo circunstancial significante para la H-S/SAs.
La evidencia arqueológica muestra que una comunidad agrícola bien desarrollada (cultivos de cereales y animales de granja) apareció sin antecedentes en Catal Huyuk (en la modernaTurquía) hace aproximadamente 11.000 años. La propagación de la agricultura por Europa fluye de esta área, hace alrededor de 10.000 años hasta alcanzar las Islas británicas y Escandinavia después de aproximadamente tres mil años. Curiosamente, un mapa de Cavalli-Sforza del paisaje genético de los europeos históricos (usando frecuencias de 95 genes) refleja fielmente esta extensión de la agricultura. La progresión de este mapa genético también coincide con los flujos de idiomas Indoeuropeos cuya base histórica es la Media Luna de las tierras fértiles.
Las distribuciones de variaciones de ADN (llamadas alelos por los especialistas) generalmente muestran que hay rangos más amplios dentro de una población dada que las variaciones promedio que hay entre poblaciones diferentes. Eso significa que no hay ninguna población "de pura raza" sobre el planeta. (Lo que convencionalmente consideramos distinciones raciales no es válido bajo el escrutinio del ADN, pero ésa es otra historia.) Sin embargo, ciertos genes afines que se agrupan en el ADN, como esos que corresponden a los grupos del lenguaje, pueden ayudar en más investigaciones.
¿Cómo encajan los estudios del microevolutivo mtADN (Allan Wilson, y otros) y del árbol de ADN nuclear (respectivamente, búsquedas para "Eva" y "Adán") en laH-S/SAs? "Eva" (la fuente del gen femenino a la cual muchos grupos humanos modernos pueden remontarse) apareció aproximadamente hace 225.000 años. "Adán" (la fuente del gen masculino al cual el cromosoma Y de la mayoría de los humanos modernos puede remontarse) apareció aproximadamente hace 275.000 años. Estas fechas caen dentro de la estimación de Sitchin de cuándo los SAs empezaron la manipulación genética de los primitivos humanos.

Las tablillas sumerias indican que unos cien mil años después los SAs trasladaron algunos de sus esclavos mineros africanos al Edén en Mesopotamia. Ellos fueron elevados de categoría para servir en tareas domésticas y de jardinería. Los árboles de ADN microevolutivo muestran el movimiento de fuera-de-Africa de los humanos modernos ( Homo sapiens sapiens) por lo menos por 100.000 años antes del presente. Los genetistas consideran esta fecha el punto dónde los caucásicos divergieron de la familia africana original. Esto coincide con el período en que los sumerios dicen que los SAs (seres de piel luminosa) comenzaron a cruzarse con los humanos. Las fechas en éste y en el párrafo anterior señalan los dramáticos cambios del dos al-cuatro-por ciento-por-millón-de años en la proporción de la tasa de mutación que los genetistas han calculado para la microevolución. Los cambios son demasiado significantes y sucedieron muy rápidamente para las suficientes mutaciones aleatorias ocurridas en los núcleos de células humanas.
Tales estudios de ADN ni demuestran ni refutan la H-S/SAs, pero su congruencia general, cuando se la combina con otras observaciones, parece a favor. La frecuencia de genes lactosa-positivos (indicando digestión fácil de productos lácteos) coincide aproximadamente con la diáspora cultural de los supuestos SAs que ayudaban a los granjeros lecheros. El rango geográfico de tres de los idiomas más tempranos se agrupa (indoeuropeo, afro-asiático, y dravidiano) paralelo a las descripciones sumerias y hebreas de las esferas de influencia de los tres hijos de Noé. Recordemos, Noé fue advertido del Diluvio inminente por un SA ( dios) y recibió ayuda de ese SA después. (el Monte Ararat dónde se cree que el Arca de Noé ha encallado, está cerca de Catal Huyuk.) Según los sumerios, parte de esa transferencia de conocimiento era matemática, la cual en el siglo19 no podría encontrarse en las áreas de África y en ninguna otra parte fuera de las presuntas esferas de influencia de los SAs.
Los hijos (Sem, Cam, y Jafet) de Noé guiaron respectivamente a los semitas, no-semitas, y arios. Sus áreas de influencia general coinciden con los tres grupos de idiomas del párrafo anterior. Reflejando los patrones genéticos de coincidencias lingüístico-culturales, las tres tradiciones religiosas monoteístas del tipo SAs evolucionaron de la misma cultura: la judeocristiana, la musulmana, y la zoroastriana. Estas tres religiones de cabecera desde la cuna de la civilización Indoeuropea influyeron en el flujo de idiomas, comidas, tecnología, e instituciones a todos los continentes. Sus atributos SAs descritos por los textos sumerios (la autoridad patriarcal, la exclusividad, la dominación a través de la supresión violenta, el gobierno a través de la división y el miedo) se han infundido a sus seguidores durante dos milenios o más.
Debe señalarse que alguna evidencia hace pensar en otros lugares donde la agricultura resurgió aproximadamente en el mismo tiempo como en Catal Huyuk. Y hay excepciones a los modelos generales de ADN descritos aquí. Ellos sugieren que la H-S/SAs no puede explicarlo todo; otras hipótesis pueden considerarse para diferentes centros avanzados, y primitivos, fuera de la regencia de los sumerios. Sin embargo, las explicaciones que buscan abarcar todos los hechos conocidos parecen reforzar la integridad de una hipótesis limitada a los SAs sumerios.
EL AUTOR es diplomado en psicología clínica, escritor e investigador interdisciplinario (en filosofía, ciencias naturales y prehistoria). Ha publicada gran cantidad de artículos y varios libros, entre ellos Our Solarian Legacy y Gods, Genes, and Consciousness.



EL MISTERIOSO IMPERIO SUBTERRÁNEO DEL EMPERADOR QIN SHIHUANG 
 Milenarios secretos de la antigua civilización china todavía permanecen ocultos bajo tierra.
CLARA TAHOCES

La noticia saltaba estando en China... El gigantesco ejército de terracota que custodia el mausoleo del emperador Qin Shihuang se encuentra en grave peligro... Al menos 40 variedades de moho atacan a las enigmáticas figuras descubiertas oficialmente en 1974. Estas estatuas son tan sólo la punta del iceberg... El siniestro palacio oculto del emperador más cruel de China espera aún ser rescatado de entre las profundidades... ¿Qué se oculta en su interior? 
Así lo publicaba el China Daily. El gobierno chino, que hasta la fecha se había negado a aceptar la ayuda y colaboración de países occidentales para desenterrar las más de 8.000 figuras que componen el ejército fantasma del emperador Qin Shihuang, se ha visto forzado a firmar un acuerdo con Janssen Pharmaceutical NV, una firma belga, que será la encargada de desterrar el moho de los malogrados soldados. No será un trabajo sencillo porque, según declaró al mismo diario Wu Yongqi , el conservador del museo donde se encuentran las figuras: “Debido a la variedad de los tipos de moho, es difícil eliminar todas las especies sin ayuda profesional de los expertos en erradicación de hongos”. 

La China inexplorada 
A pesar de que en China se han hallado pruebas de presencia humana desde hace casi 2 millones de años, la exploración arqueológica de este territorio está aún en pañales, sobre todo debido a la falta de medios económicos, a la envergadura del país y también, porqué no decirlo, - como gustan en reconocer los propios guías chinos -, a la filosofía de esta cultura que defiende que “no se debe explotar a los antepasados... hay que protegerlos y permitir que continúen con su eterno descanso”. 
No olvidemos que las primitivas creencias religiosas chinas apuntaban como premisas, el culto a los antepasados y, por supuesto, a las fuerzas de la naturaleza. Para ellos, estaban dotadas de vida propia en forma de tétricos espíritus. 
Posiblemente, estos motivos expuestos líneas atrás son los responsables de que mausoleos piramidales como el del primer emperador de la China unificada, Qin Shihuang, emplazado al este de Lintong, en la provincia de Shaanxi, cerca de la ciudad de Xi'an, aún no hayan sido explorados... Sin embargo, su ejército de terracota, encargado de custodiar el eterno descanso del emperador, desenterrado a kilómetro y medio del túmulo funerario, hace más que sospechar que el día que vea la luz la pirámide del mayor tirano de China, el mundo se quedará boquiabierto... 

La octava maravilla del mundo 
No en vano, dicho ejército ha sido calificado como la octava maravilla del mundo... De lo que no cabe duda es de que se trata de uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo. 
8.000 figuras de terracota representando a caballos de la raza mongola, carruajes de bronce y hombres armados, (a escala real, aunque algunos miden 2 metros), creados hace la friolera de 2.200 años, surgen a diario de entre las entrañas de la tierra. 
Dichas estatuas se encuentran repartidas en tres fosas aunque se sabe que existe al menos una más, todavía inexplorada. Para que el lector se haga una idea de las dimensiones de la fosa 1 (la más grande) ésta ocupa 330 metros de largo, 62 de ancho y posee una superficie de 14.260 metros cuadrados. 
Aunque las fosas no se comunican entre sí, analizándolas por dentro se observa claramente que entre todas ellas existe una relación directa, interdependiente y unitaria: ¡estamos ante una agrupación militar ordenada y concienzudamente calculada!. 
No hay dos caras iguales, no se emplearon moldes... 
Quizá lo que más sorprende al visitante y que fue precisamente lo que nos llamó poderosamente la atención al entrar en las fosas, que se encuentran a 5 metros bajo tierra, fue el hecho de que no hay dos caras iguales entre los soldados de Qin Shinhuang, y también descubrir que los guerreros no se hicieron bajo moldes como los que se emplean actualmente para fabricar piezas de coche en serie. 
Al principio este aspecto pasa un tanto desapercibido pues las dimensiones de la fosa 1 sobrecogen al más osado (algo así como el palacio de deportes de la Comunidad de Madrid), pero al fijarse en las estatuas detenidamente se repara en que no sólo las caras difieren entre sí, sino que están dotadas de gran expresividad... Y sus gestos indican al intruso que debe abandonar ese lugar de inmediato, que las tropas están dispuestas a atacar... No olvidemos que todos los soldados aparecieron equipados con armas reales que fueron colocadas en otras dependencias... arcos, espadas de metal, etc. 

Sacrificios y otros enigmas de las fosas 
El creador de tamaña hazaña tenía muy claro que estos ejércitos poseían un cometido 
de ultratumba. Por increíble que resulte de comprender no fueron moldeados con la esperanza de sorprender al mundo, - como de hecho ha sucedido -, sino con el ánimo de proteger algo muy preciado, algo todavía arcano para nosotros... Esto explica que las filas de soldados hayan sido separadas por muros de tierra de 3 metros de alto, que dichas paredes fueran vestidas con vigas de madera y, que sobre éstas, se pusieran columnas igualmente distanciadas para sostener vigas cuadradas y tablas ensambladas horizontalmente. Después, como queda descrito por Wu Xiaocong en Un ejército de terracota del emperador Qin Shihuang : “Se colocaron estelas, tablas de madera roja y mezcla de tierra y cal. Cada una de las fosas tiene, de acuerdo con las necesidades propias, cierto número de puertas, las cuales, una vez que se introdujeron las figuras y los caballos de terracota, se taparon pisoteando la tierra, de modo que se convirtieron en fortalezas subterráneas herméticas”. Parece obvio que la intención del emperador era mantener oculto su misterioso imperio del más allá... 
Además, en el interior de la fosa 3, la más pequeña, pero la más importante estratégicamente hablando, se han encontrado restos de animales sacrificados (huesos, cuernos...) que indican que en la fosa en la que estaban los guardias del cuartel general, se realizaron estas actividades para solicitar la victoria a las fuerzas ocultas. 

Tecnología punta en los carros de bronce 
Luego de visitar las tres fosas... y el museo de los carruajes de bronce, cabe preguntarse qué clase de avanzada tecnología estaba a disposición de Qin Shihuang. Los carruajes poseen la mitad de las dimensiones reales, y simbolizan los vehículos póstumos destinados a transportar el alma del emperador hacia la otra vida. 
Estudiando las estructuras de estos carros funerarios se descubre el complicado proceso al que fueron sometidos. Para ejecutarlos hay que fundir, vaciar, soldar, grabar, cincelar, pulir e incrustar. El ya mencionado Wu Xiaocong explica lo complicado que sería hacer réplicas de estos carros en la actualidad: “ La parte interna de las ruedas y los radios de éstas se ensamblan mediante una nueva forma intercalada. En las riendas y los ornamentos hay cadenas hechas con anillos de hilos de cobre, tan finos que miden sólo 0,5 mm. de diámetro; la lupa no detecta ninguna rugosidad ni señales del cincelado o del punzón, hecho por el cual se deduce que eran hilos tendidos; además los extremos eran soldados necesitándose una técnica muy difícil, inimaginable incluso hoy”. 
Además, hay detalles que sorprenden a los arqueólogos, como el hecho de que el fijador del mango del parasol funcione de forma semiautomática. 
Un emperador obsesionado con la inmortalidad 
Para entender esta monumental obra hay que fijar nuestra vista un kilómetro y medio más allá de nuestra posición actual, hay que posar los ojos sobre un montículo de forma piramidal que, aunque el paso del tiempo ha conseguido que sus dimensiones se vean reducidas a 76 metros de altura, hace 2.200 años alcanzaba los 115 metros. La anchura de la base, de este a oeste es de 345 metros y la longitud ocupa, de sur a norte 350 metros. 
Se trata del mausoleo del emperador más cruel de China, Qin Shihuang, un hombre hermético y misterioso cuya trayectoria encierra una verdadera obsesión por la inmortalidad y la eterna juventud... 
Zheng Ying (su verdadero nombre), nació en el 259 a. de C. y murió en el 210. Su origen no está del todo claro y algunos historiadores defienden que fue hijo ilegítimo de un comerciante llamado Lü Buwei , aunque sus padres oficiales fueron Zichu , - que era hijo del soberano Anguo - , y la concubina Zhao ji. 
Sea como fuere, a los 13 años subió al trono y, debido a su juventud, se estableció una regencia en la que tomaron parte activa su madre, Lü Buwei y Lao Ai. Al cumplir 22 años tomó las riendas de su destino y mandó asesinar a Lao, destituyó a Lü y encarceló a su madre. 

La Gran Muralla a sus pies 
Pronto consiguió anexionarse todos los reinos de China a base de sembrar la discordia entre los estados vecinos. Además, unificó los pesos, las medidas, la moneda y la escritura. Esta última apenas ha cambiado desde entonces. Por si fuese poco, ordenó construir carreteras y ensamblar todos los sectores de las murallas construidas por los otros reinos, dando forma a la famosa Gran Muralla. 
Mientras tanto, intercalaba todas estas agotadoras actividades con su auténtica obsesión: la construcción de su mausoleo eterno. Para ello empleó la mano de obra de 700.000 personas a lo largo de 30 años... Mientras, el pueblo se sumía en la miseria y el hastío, datos que serían los detonantes de la temprana desaparición de la dinastía Qin, que tocaría a su fin tras su muerte y, en parte, también debido a la mala gestión de su hijo. 
Se sabe que multitud de intelectuales de la época fueron asesinados por ejercer la crítica a sus métodos. Así mismo, ordenó la quema de aquellos libros que no hablasen de plantas medicinales y horticultura, quedándose él copia de todos ellos. 

En busca del elixir de la inmortalidad 
Sin embargo de todos estos logros, Qin Shihuang vivía obsesionado con la muerte. Estaba convencido de que sería capaz de burlarla, para lo cual, puso su atención en todo aquel nuevo sistema que se le presentase destinado a darle esquinazo y a procurarle la vida eterna. 
No cejó en su empeño en ningún momento, enviando expediciones a tierras lejanas para que le trajesen enigmáticos ingredientes con los que elaborar elixires mágicos. En su incansable empeño de obtener conocimientos ocultos decidió investigar milenarias leyendas que hacían referencia a la existencia de una isla en el Báltico, Penglai, en la que supuestamente crecían unas plantas que le reportarían la ansiada inmortalidad. Hasta ellas envío dos expediciones conducidas por el mago Hsu Fu de Chi , en las que participaron miles de jóvenes de ambos sexos, cuya única condición es que fuesen vírgenes, a fin de obtener los favores de los dioses. 
Pese al fracaso de la primera expedición a causa de, - según explicó el mago -, la inquietante presencia de gigantescas y hostiles ballenas, ordenó una segunda investigación, a la que se sumó una tropa de balleneros. Sin embargo, no se obtuvo el preciado elixir. Se piensa que su imperio secreto fue la consecuencia directa de este tipo de decepciones... 

¿Qué se oculta bajo la pirámide? 
Pese a que nadie ha sido capaz de internarse bajo la pirámide de Qin Shihuang, los antiguos textos chinos como los del historiador Sima Qian describen con todo lujo de detalles no sólo las “hazañas” del emperador, sino todo aquello que puede estar bajo el túmulo funerario, que antiguamente estaba rodeado de una muralla de seis kilómetros de largo. 
Coincidiendo con los cuatro puntos cardinales se abrían cuatro enormes puertas que conducían a una segunda muralla encargada de proteger la ciudad secreta. Según los textos, bajo una cúpula de cobre repujado, que simbolizaría las constelaciones, se halla una estatua del tirano, y a sus pies una reproducción de su reino, atravesado por ríos artificiales de mercurio que gracias a un sofisticado mecanismo permanecerían en eterno movimiento... Hay que explicar que para los antiguos chinos, el mercurio se asocia con la inmortalidad, dándosele un carácter de principio pasivo y húmedo. Es un emblema del yin. Este detalle al menos sí ha podido ser contrastado, puesto que las prospecciones geológicas han detectado una fuerte y extraña reacción justo en el centro de la pirámide que bien pudieran ser los “míticos” ríos de mercurio descritos en los textos clásicos. 

Sacrificios humanos bajo el reino prohibido 
Junto a la cámara central, ya descrita, había otras nueve en las que supuestamente, descansarían las reproducciones del palacio del emperador y, las construcciones de las autoridades más importantes, así como una réplica del trono junto con una serie de estatuas metálicas adornadas con joyas auténticas. 
También estarían representados los enviados más importantes de los pueblos lejanos, acompañados de sus carros, sus joyas y riquezas. En el pasillo, separados de las cámaras, están los cuerpos de los hombres que levantaron tan increíble palacio subterráneo. El emperador quiso que así fuese para evitar que los obreros revelaran los secretos que se ocultaban bajo tierra, a fin de que no se facilitase la llegada de los ladrones de tumbas. Del mismo modo, se cree que las cámaras están protegidas por mecanismos ocultos que impedirán la entrada de intrusos, tales como ballestas que se dispararían automáticamente ante cualquier aviso de alarma. 
A la muerte de Qin Shihuang, su cuerpo así como sus tesoros fueron introducidos en la pirámide. No obstante, los derramamientos de sangre no terminarían aquí, ya que su hijo, Qin Erh Huang determinó que no era justo que las cerca de mil concubinas de su padre, se sintiesen “desoladas” ante su pérdida, ordenando que fuesen emparedadas en el interior de la faraónica obra, por no obviar que el mismo Qin Shihuang mandó sacrificar a todos los animales del zoo de la capital para que se introdujesen en el mausoleo. 
¿Ladrones de tumbas? 
A pesar de que los cronistas de la época apuntan la posibilidad de que los ladrones de tumbas hayan conseguido penetrar en el mundo mágico y fantasmal del emperador Qin Shihuang, y pese a que los arqueólogos modernos han dado cuenta de la existencia de dos túneles excavados por los saqueadores, también señalan que ninguno de ellos llega hasta el interior del mausoleo, con lo cual, los tesoros secretos de quién con tanto afán trabajó para preservar la vida eterna pueden estar ahí, esperando a que el gobierno chino se decida a excavar en uno de los emplazamientos más misteriosos del planeta. 

¿Cuándo se descubrieron realmente los guerreros? 
Oficialmente, el hallazgo del enigmático ejército de guerreros de terracota del emperador Qin Shihuang, tuvo lugar en la primavera de 1974. Por aquellas fechas, un grupo de campesinos entre los que se encontraban Yang Peiyan, Yang Zhifa, Yang Wenxue y Yang Junpeng se encontraban excavando un pozo en la provincia de Shaanxi. Al quinto día de trabajo, cuando alcanzaban una profundidad de 4 metros, sus palas y picos se toparon con lo que parecía un trozo de terracota, un objeto parecido a un jarro y unos ladrillos. En realidad, era un guerrero con armadura, provisto de un arco con flecha de bronce... Después, seguirían otros muchos... ¡hasta 8.000! Se había realizado uno de los descubrimientos más importantes del siglo XX. 
Uno de esos campesinos, Yang Junpeng, trabaja actualmente en el museo que alberga a los guerreros... Su cometido es firmar libros que dan cuenta del misterioso hallazgo. No nos fue posible entablar una larga entrevista, puesto que él sólo habla chino, aunque sí pudimos averiguar que los guerreros fueron descubiertos mucho antes del 74... 
Según comenta “los guerreros ya habían sido vistos por los antiguos aldeanos, cuando éstos eran niños, porque sus padres los habían desenterrado por azar”. No obstante, el descubrimiento no se hizo público porque para los hombres de campo, este tipo de objetos eran considerados de mal augurio. Eran vestigios del más allá, y por tanto, los rompían y los volvían a enterrar o los colgaban de los árboles para propinarles golpes que acabaran con la amenaza de los antepasados muertos. 
De hecho, el propio Yang Junpeng, junto con sus compañeros, manifiesta que cuando dieron con la figura de terracota “la aldea se conmovió porque pensaron que se había ofendido al espíritu de un inmortal”. Temían que la magia póstuma de Qin Shihuang actuase contra ellos. 
Mientras tanto, se siguen desenterrando nuevos guerreros, algunos especialmente enigmáticos como el que fue descubierto a finales de 1999, cuya cara aparece pintada de verde. Es el primero que se desentierra con estas características. Aún se especula sobre el significado de este color en su rostro. Para algunos expertos, tan sólo se trata de un error cometido por el artesano. Sin embargo, otros sostienen que este guerrero bien pudiera representar a una raza diferente, posiblemente a un extranjero llegado de muy lejos a la corte de Qin Shihuang, y que impresionó vivamente a los artesanos. 

El enigma de las pirámides chinas 
Según parece, la pirámide del emperador Qin Shihuang no es la única que permanece inexplorada por los arqueólogos... En la misma región de Saanxi, lugar en el que se alza el mausoleo de este cruel emperador, se erigen al menos 400 pirámides funerarias más pertenecientes a las dinastías Qin (300 a de C.) y Han (200 a. de C.). Lo que continúa siendo un misterio es porqué estos datos no se han hecho públicos hasta ahora (principios del 2000). 
Estos ling (montículos funerarios) pueden deparar todavía grandes sorpresas al mundo. En su interior se cree que pueden estar enterrados mandatarios, concubinas, así como otros personajes ilustres chinos de la antigüedad. 

La antigüedad de la Gran Muralla 
Pese a que en todos los libros de historia figura que la construcción de la Gran Muralla se debe al tirano Qin Shihuang, a principios de enero de 1999, se divulgó la noticia de que esta enorme construcción de más de 6.700 kilómetros, la única que puede ser vista desde la Luna, es más vieja, si cabe. Esta noticia se hizo pública después de que se descubrieran restos de la muralla en la provincia de Shandong (noreste de China), donde tuvo su gobierno la dinastía Qi (770-476 a. de C.), lo cual supone que la muralla se remonta, al menos, a más de 2.500 años (es decir, sería tres siglos más antigua de lo que se pensaba hasta ahora). ¿Qué otros secretos nos deparará este gigantesco país? 
LA AUTORA es escritora y periodista especializada en temas insólitos y misteriosos. Ha publicado hasta el momento ocho libros y es en la actualidad redactora-jefe de la revista Más Allá de la Ciencia. 



No comments: