Friday, May 22, 2015



Necesitamos más bolsas plásticas (fuera de nuestro basurero)
 


Han sido el enemigo número uno de varios municipios que han querido darle un sello más ecológico a sus comunas. Sin embargo, prohibieron prohibirlas, así que ahora hay que aceptarlas tal como son... y reciclarlas. Por Antonia Laborde


¿Se acuerdan que les contamos que Pucón, Cochrane y Coyhaique, se habían armado de valor y finalmente habían echado de la comuna a las bolsas plásticas? Es que la relación no andaba bien hace años y se estaba tornando dañina para ambos. Bueno, si bien apoyamos a las comunas sureñas y aplaudimos su decisión, estas van a tener que agachar el moño y poner la mejor de las sonrisas, porque las bolsas plásticas volverán a los hogares.

Por un dictamen de la Contraloría General de la República, se prohibió a los municipios impedir la entrega de bolsas plásticas en el comercio, ganándole a la ordenanza que buscaba frenar la contaminación en rutas, ríos y lagos de la zona sur. En otras palabras, se prohibió prohibir.

Como respuesta a esta noticia, por primera vez una organización ambiental (Yo Reciclo) y la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla), se unieron para otorgar una solución alternativa al sobreconsumo de bolsas plásticas que hay en nuestro país.

Considerando que en Chile se consumen aproximadamente 3.400 millones de bolsas plásticas al año, pero solo el 33% de estas se reciclan, uno pensaría que el problema es de capacidad. Sin embargo, anualmente nuestro país podría reciclar 15.000 millones de bolsas anuales, lo que se traduce en que solo nuestro país está capacitado para reciclar todas las nuestras bolsas, sumadas a las consumidas en Argentina, Perú y Bolivia.

Entonces ¿Dónde está el problema?

En la falta de políticas públicas que nos instruyan sobre este tema. Por ejemplo, la mayoría de las personas no sabe que todas las bolsas plásticas son reciclables y que al hacerlo se transforman en un recurso en vez de un desecho. Por otra parte, quienes pueden tener la intención de hacerlo, desconocen cómo y dónde reciclar.

Bueno, como solución a esos dos problemas, Yo Reciclo y Asipla, lanzaron la campaña "Salvemos las bolsas", con un video explicativo y publicando en su sitio web los puntos de recolección en distintas comunas del país, para que la gente se informe. Revisa en este link cuál es el punto limpio más cercano a tu hogar.

Estos son algunos lugares donde puedes reciclar tus bolsas:
En todos los puntos limpios de Triciclos.
En el Punto Verde de la Municipalidad de Las Condes y sus puntos móviles.
En el Punto Limpio de la Municipalidad de lo Barnechea.
En los Puntos Limpios y recolección en casa Municipalidad de la Granja.
En el Punto Verde Centro de acopio de Materiales reciclados de la ciudad de Angol.
En algunos supermercados Líder-Walmart.
En algunos supermercados Jumbo

Acá te dejamos con el video, para que así como las comunas del sur, queramos tal cual son a las bolsas y les demos la oportunidad de contribuir a la relación a través de su reinvención.

http://yoreciclo.cl/                                
https://youtu.be/SIPQi2coZo0

Este niño descubrió cómo limpiar los desechos plásticos del mar en pocos años

 Boyan Slat descubrió una forma sencilla, barata y efectiva de acabar con la gran masa de basura plástica que ronda en los océanos, que está matando a millones de animales al año y generando consecuencias lamentables.Por Magdalena Araus

Llevamos décadas llenando el mar de basura y acumulando millones de toneladas de plástico que se concentran en grandes masas en medio de los océanos. ¿Sabías que 100 mil mamíferos y un millón de aves marinas mueren por esta causa al año? Hay lugares donde hay 6 veces más plástico que plancton.

Además estos plásticos absorben otros desechos químicos tóxicos, aumentando su concentración a un millón de veces y si entran a la cadena alimentaria cuando un pez lo come, permanecen hasta llegar a nosotros (algunos de ellos ingieren hasta 24.000 toneladas al año). Estas son solamente algunas de las consecuencias nefastas de esta contaminación.

Boyan Slat, un adolescente holandés de 19 años, estaba buceando en Grecia y, cuando se cruzó con más bolsas plásticas que peces, entró en conflicto. Se impactó al conocer todos los efectos de esta contaminación. ¿Cómo ni siquiera la gente involucrada en el tema estaba haciendo estudios serios para solucionar este gran problema? Entonces, cuando recién tenía 16 años, decidió hacer algo al respecto y buscando una respuesta llegó a la pregunta del millón.

¿Por qué moverse en el mar costosamente recolectando deshechos si las mismas olas pueden traerlos hacia ti? Ese fue el principio clave para descubrir lo que promete convertirse en la solución más efectiva para salvar a nuestros océanos: The Ocean Cleanup. ¿Y cómo empezó? Como un simple proyecto de ciencias en el colegio.
Los océanos se limpian solos
Tal vez ignoremos que en el medio de estas enormes masas de agua que rodean a los continentes existen los llamados giros, corrientes marinas giratorias que se mueven de manera constante y, por defecto, cinco de ellas están llenas de residuos plásticos. Boyan pensó en usar estas fuerzas en su propio beneficio y así concluyó que podría limpiar casi la mitad de la gran mancha de basura del Pacífico, en sólo 10 años. Versus recogerlos con redes, que tardaría miles de años y costaría miles de millones de dólares. ¿Qué tan cierto y posible es?

The Ocean Cleanup propone instalar una barrera flotante sólida amarrada al fondo del océano, estable y resistente a las tormentas, para acumular toda la basura plástica que naturalmente arrastra un giro.

La mayoría de los residuos de este material se pueden encontrar en los primeros 3 metros de superficie, comprobó Slat, por lo que es fácil de atrapar. La barrera no afecta la vida marina, ya que al ser sólida y no una red, no puede enredarse en ella y además casi todos fluyen en una distancia más profunda. En el peor de los casos, se podría ver afectado el plancton, pero toda la pérdida de un año toma solamente 7 segundos en restaurarse, explica.

Al presentar inicialmente su idea, Boyan no fue muy escuchado, pero poco a poco empezó a hacer más sentido hasta que logró conformar un equipo de profesionales que quiso apoyarlo en la iniciativa. La iniciativa se viralizó, entusiasmando a muchos más, aunque también recibió fuertes críticas por pensarse que era un ideal imposible de cumplir.

Pero finalmente era solo una idea soñadora y, hace unos pocos días, luego de meses de profunda investigación y pruebas, The Ocean Cleaup pudo comprobar su viabilidad al 100% (y de paso responder con certeza a cada uno de los ataques). A lo largo de un extenso estudio de más de 500 páginas, se demuestra su efectividad. Este sistema podría, con una barrera de 100 km, en un período de 10 años, recolectar y retirar casi la mitad del plástico de la zona norte del océano Pacífico, a un costo de 6 dólares por kilo removido, 33 veces más barato que los métodos convencionales.

Además, Boyan cuenta que en sus pruebas lograron recolectar media tonelada de plásticos y probaron que se pueden convertir en aceite y ser casi igual de útiles para reciclar, que el plástico usado común.

Actualmente están trabajando en un piloto a gran escala, que funcione de 3 a 5 años, mientras buscan apoyo y patrocinio de empresas y organizaciones. También tienen un fondo al que se puede aportar para poder llevar a cabo con mayor alcance esta gran idea y su meta es conseguir 2 millones de dólares en 100 días. ¿Quieres ayudarlos? Entra aquí.

Ver el siguiente video https://youtu.be/6IjaZ2g-21E

No comments: